La Palabra de Nuestro Dios Permanece Para Siempre

image-43

Francois Marie Arouet, mejor  conocido como Voltaire fué un filósofo humanista-secular francés conocido por  usar sus escritos como un “látigo” para rechazar todo aquello a lo cual se  oponía,incluyendo a Dios, la Biblia y el Cristianismo; lo cual motivó, que  algunos líderes de la Iglesia Católica del Siglo XVIII creyeran que era el  Anticristo.

Voltaire, escribió palabras  como: “Dios es un comediante que actúa para una audiencia demasiado asustada  como para reírse” o “las leyes y la religión, en vez de ser un alimento  saludable, se convierte en veneno en los cerebros infectados“. Asimismo,  declaró algunas “profecías” (expresión del autor) como: “La Biblia nunca más  sería tratada entre la gente educada“. Pero el súmmun de su actitud  arrogante y blasfema lo expresó al decir: “Estoy cansado de oír de continuo  que doce hombres establecieron la religión cristiana. Yo he de probar que un  sólo hombre basta para destruírla“. Voltaire murió en 1778 y ninguna de sus  “profecías” fruto de un corazón enfermo, se cumplieron.

El profeta Isaías escribió: “Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti  conspirare, delante de ti caerá…Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y  condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio…” (54:15 y 17)

Desde la caída de Adán y Eva  hasta nuestros días muchos como Voltaire se convirtieron en enemigos de Dios, de  Su Palabra y de Sus hijos; que a pesar de toda la “sabiduría humana” que poseían  nunca alcanzaron a comprender estas palabras también escritas por Isaías:  “Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro  permanece para siempre” (40:8) o de Jesús, el Maestro del cual ellos nunca  aprendieron que: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán“.  (Mateo 24:35)

Gracia y Paz!

Sergio

Amigo de Jesús

Book your tickets