¡Demos Gracias a Dios Siempre!

image-43

En el mes de  Noviembre del año 1620, un grupo de colonizadores Cristianos, procedentes del  Viejo Mundo y a quienes se conoce como “padres peregrinos”, desembarcaron en la  costa americana de Massachusetts a bordo del barco Mayflower.

El riguroso  invierno, cobró la vida de casi la mitad de ellos los cuales sucumbieron a las  enfermedades de la pulmonía y el escorbuto. El resto de los colonizadores  sobrevivieron gracias a la hospitalidad y la provisión de alimentos que  recibieron de los nativos de la región, los indios de la tribu Wampanoag.

Un año después,  William Bradford quien sucedió a John Carver como gobernador de la Colonia de  Plymouth, (primera población establecida en lo que hoy se conoce como el  estado de Nueva Inglaterra) hizo ésta invitación:”Todos ustedes,  peregrinos, con sus esposas e hijos, congréguense en la casa comunal en la  colina…para escuchar al pastor y dar gracias a Dios Todopoderoso por todas sus  bendiciones“. Asimismo, exhortó a la población a celebrar “un día de dar  gracias al Señor, para que podamos de una manera especial regocijarnos después  de haber recogido el fruto de nuestro trabajo“.

En el año 1789,  George Washington el primer presidente de los Estados Unidos proclamó el 26 de  Noviembre como el día nacional de Acción de Gracias. El 3 de Octubre de 1863, el  presidente Abrahám Lincoln estableció el último Jueves del mes de Noviembre como  el día específico de la celebración y finalmente en el año 1941, el Congreso  decretó oficialmente el Día de Acción de Gracias.

La verdadera  motivación de la celebración del Día de Acción de Gracias la expresó Abrahám  Lincoln diciendo:”Me ha parecido apropiado que Dios sea solemne, reverente  y agradecidamente reconocido como en un corazón y una voz, por todos los  americanos…en un día de acción de gracias y adoración a nuestro Padre  benefactor, quien mora en los cielos“.

Lamentablemente,  “no todos los americanos” hoy celebran éste día de acuerdo al propósito por el  cual se hizo por primera vez en el otoño de 1621 por un pequeño grupo de colonos  Cristianos acompañados de 90 nativos de la región. La sociedad secularizada ha  convertido al Día de Acción de Gracias como un “día festivo y de recreación”  adicional y no como “un día de dar gracias a Dios Todopoderoso y al Señor  Jesús“; pero, no debería ser así entre los hijos de Dios.

Las Sagradas  Escrituras nos exhortan: “Tengan cuidado cómo andan, no como insensatos sino  como sabios, aprovechando bien el tiempo…entiendan cuál es la voluntad del  Señor” (Efesios 5:15-17)

¿Y cuál es la “voluntad del Señor”?

El apóstol Pablo  concluyó su pensamiento de la siguiente manera: “Hablen entre ustedes con  salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con su corazón al  Señor. DEN SIEMPRE GRACIAS POR TODO, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a  Dios el Padre” (Efesios 5:19-20, Nueva Biblia De Los Hispanos)

Por sobre todas  las cosas, no nos olvidemos nunca de dar “¡GRACIAS A DIOS, POR SU DON  INEFABLE!”  (2 Corintios 9:15)

Gracia y Paz

Sergio

“Amigo de Jesús”

Book your tickets