Yerushalayim Parte 2

image-43

Yerushalayim

Parte: II

En la primera parte de este artículo (ver Yerushalayim Parte I), demostramos que el Templo de Jerusalén no fue edificado por un plan originado por la gran sabiduría de un hombre como lo fue el rey Salomón, sino por el designio de la voluntad de Dios.

“Durante cuatrocientos años, Israel no había tenido más que una tienda de campaña, el tabernáculo, como la casa de Dios en medio de ellos, y Dios, así parece, había estado satisfecho (2 Samuel 7:5-7). Sin embargo, cuando pareció conveniente que tuvieran un templo, Dios quiso determinar en cuanto a la clase de edificio que había de ser. Le dio a David los planos de su propio puño y letra (1 Crónicas 28:19); sería imponente y famoso en todo el mundo (1 Crónicas 22:5). David había querido construir el templo, pero no se le permitió porque había sido un hombre de guerra (1 Crónicas 22:8). Dios ayudó a David en sus guerras, pero no creyó que un hombre de guerra debía ser el que edificara su casa. De otro modo, las naciones conquistadas podían sentir amargura contra el Dios de Israel, y el propósito de Dios era ganar, a través de su nación, a otras naciones para sí.” (Halley Manual Bíblico, páginas 277, 278)  

Por tal razón David escribió: “Y allá subieron la tribus, las tribus de JAH, conforme al testimonio dado a Israel, para alabar el nombre de Jehová” (Salmo 122:4)

Dios no solamente decretó que Yerushalayim se convirtiera en el centro de adoración de Su pueblo; sino también en su capital gubernamental, administrativa, cívica, política y judicial. “Porque allá están las sillas del juicio, los tronos de la casa de David” (Salmo 122:5)

Las Sagradas Escrituras nos dan a conocer que fue Dios quien también escogió el lugar exacto dentro de las puertas de la ciudad en donde se debía construir el Templo: “Comenzó Salomón a edificar la casa de Jehová en Jerusalén, en el monte Moriah, que había sido mostrado a David su padre… (2 Crónicas 3:1)

¿Por qué en el monte Moriah y no en otro monte de los que hay en las inmediaciones de la ciudad de Jerusalén?

En la mayoría de las Biblias, el lector podrá notar que en 2 Crónicas 3:1 habrá una referencia con el fin de llevarlo al libro de Génesis específicamente al capítulo 22, en donde encontramos el relato de Dios ordenando a Abraham que sacrifique a su hijo Isaac: “Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana…tomó consigo a Isaac su hijo…y fue al lugar que Dios le dijo.” (22:2,3)

El sacrificio de Isaac no se consumó, porque el “ángel de Jehová” le ordenó a Abraham que “no extendiera su mano sobre el muchacho” (22:11,12). Pero lo que sí ocurrió en aquel día fue la ratificación del pacto que Dios había hecho con Su siervo cuando lo llamó a salir de su tierra y de su parentela. (ver Génesis 12:1-9)

“Te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra” (22:17,18)

¿Ocurrió algo más en el monte Moriah?

Dos mil años después, Jesús sería crucificado en el Calvario que está ubicado en la cordillera del monte Moriah, como sustituto de Isaac y de cada uno de nosotros que hemos heredado la naturaleza pecaminosa de Adán y Eva.

Si la soberanía de Dios decretó que el Templo de Salomón fuera edificado dentro de las puertas de Yerushalayim y que la misma ciudad se convirtiera en el centro religioso y político de Su nación.

Si la soberanía de Dios escogió al monte Moriah como el lugar exacto en donde se debía construir Su casa de adoración.

Si la soberanía de Dios escogió la misma área para confirmar Su pacto con Abraham y asimismo el lugar en donde Jesús derramaría Su sangre en sacrificio expiatorio por toda la humanidad.

Entonces, ¿qué están haciendo los seguidores del Islam en la ciudad de Jerusalén y específicamente ocupando el monte Moriah? ¿Será que también los musulmanes recibieron la orden de ocupar el mismo territorio que el Dios de los Judíos y de los Cristianos le asignó a Abraham hace cuatro mil años atrás? (Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets