2012 Parte 2

image-43

2012

Parte: II

Autor:

Sergio A. Perelli

¿Será que el “fin del mundo” ocurrirá el 21 de Diciembre del año 2012, como está establecido en el Calendario Maya?

En la Parte I de esta serie, mostramos al lector que otras personas que vivieron en los siglos pasados, también pronosticaron un día para el “fin del mundo” o para la “Segunda Venida de Jesús”.

Nostradamus, falló en su predicción de que el “fin del mundo” sería en el mes de Julio del año 1999, y estoy seguro que lo mismo ocurrirá con Isaac Newton que estableció el año 2060, como fecha para que el mundo conocido deje de existir como tal.  

William Miller, un predicador con credenciales de la Iglesia Bautista que residía en Low Hampton, estado de New York, basado en su estudio personal de los capítulos 8 y 9 del libro de Daniel, en especial concentrando su atención en la profecía de los 2,300 días; definió que el día de la Segunda Venida de Jesús sería el 22 de Octubre de 1844.

Jesús no vino, y William Miller sufrió lo que se conoce en la historia del Movimiento Millerita como el “Gran Chasco” o la “Gran Decepción”; pero que sirvió como plataforma para iniciar el Movimiento Adventista, que en el año 1863 se oficializó con la organización de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Ellen Gould Harmon, conocida también como la “hermana White” o E.G.White por su casamiento con James White; siendo todavía soltera, en el año 1840 abrazó junto con toda su familia las enseñanzas de William Miller.

En los próximos meses, E.G.White recibió una serie de visiones por las cuales “según ella” Dios le mostró que lo que en realidad había ocurrido el 22 de Octubre de 1844, era que Jesús había terminado su ministerio en el Lugar Santo y en “un carro de nubes, cuyas ruedas eran como llamas de fuego” (Primeros Escritos, pág. 55); se transportó al Lugar Santísimo en el Santuario Celestial; para comenzar lo que dentro de la “teología” de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, arrancada de una interpretación incorrecta del capítulo 9 de la Epístola a los Hebreos se conoce como el “Juicio Investigador”.

La doctrina aberrante del “Juicio Investigador “, básicamente enseña que desde el 22 de Octubre de 1844, fecha que “coincidió” en aquel año con la celebración de la Fiesta Judía del Yom Kippur o del Día de la Expiación; Jesús cumpliendo el oficio de Sumo Sacerdote, comenzó a juzgar a todos los muertos desde Adán y Eva, obra que culminará con los que estén vivos antes de Su Segunda Venida.

¡Ingeniosa explicación de la Sra. E.G.White , para “defender” una falsa profecía del pastor William Miller al establecer un día para la Segunda Venida de Cristo!

Joseph Smith, fundador de La Iglesia De Jesucristo De Los Santos De Los Ultimos Días; más conocida como la Iglesia Mormona y sus adeptos como los “mormones”, profetizó que Jesús retornaría entre los años 1891 y 1892.

En el año 1835, de acuerdo al Sr.Smith, Dios le ordenó por medio de una visión y por el Espíritu Santo que diera a conocer a sus seguidores que la Venida del Señor sería en los próximos cincuenta y seis años. (History of the Church, Vol. 2, pág. 182)

Si a 1835 le agregamos 56 años, la suma nos da como resultado 1891. Jesús no vino ni en ese año, ni tampoco en el siguiente.

El falso profeta Joseph Smith, sería asesinado en el año 1844, en una cárcel del estado de Illinois, dejando viudas a “33 de sus esposas”.

Charles Taze Russell, el fundador de la Sociedad Torre del Vigía (Watchtower Society), conocida con el nombre de los Testigos de Jehová; predijo la Segunda Venida de Cristo para el año 1914, como conclusión a un período de 115 años que Russell llamó el Tiempo del Fin y que de acuerdo a él había comenzado en 1799.

Asimismo, Joseph Franklin Rutherford , el segundo presidente de la organización de los Testigos de Jehová, predijo un evento llamado el Gran Jubileo en el cual Abraham, Isaac y Jacob serían resucitados y enviados en el año 1925 para establecer el Reino de Dios sobre la Tierra. Asimismo, compraron una casa en la ciudad de San Diego, estado de California; a la cual llamaron “Beth-Sharim”, con el fin de que llegase a ser la residencia de los patriarcas del Antiguo Testamento.

A pesar de que en la revista ¡Despertad! del 8 de Abril del año 1969, la Sociedad Torre del Vigía reconoció haber profetizado falsamente en el pasado; el mismo año La Atalaya, otra publicación de los Testigos de Jehová, comunicó a sus lectores de que el año 1975 marcaría el fin de los 6000 años de historia humana desde la creación de Adán, dando así comienzo a lo que en la Biblia se conoce como el Milenio.

“El profeta que hable con orgullo en Mi nombre una palabra que Yo no le haya mandado hablar, o que hable en el nombre de otros dioses, ese profeta morirá. Y si dices en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que el SEÑOR no ha hablado? Cuando un profeta hable en el nombre del SEÑOR, si lo que fue dicho no acontece ni se cumple, ésa es palabra que el SEÑOR no ha hablado; con arrogancia la ha hablado el profeta; no tendrás temor de él.” (Deuteronomio 18:20-22; Nueva Biblia De Los Hispanos)

(Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets