Yerushalayim Parte 4

image-43

Yerushalayim

Parte: IV

En la Parte II de esta serie concluí el artículo haciendo una pregunta: ¿qué están haciendo los seguidores del Islam en la ciudad de Yerushalayim y específicamente ocupando el monte Moriah? ¿Será que también los musulmanes recibieron la orden de ocupar el mismo territorio que el Dios de los Judíos y de los Cristianos, le asignó a Abraham hace cuatro mil años atrás?

Las Sagradas Escrituras, claramente nos enseñan que en el “Padre de las luces, no hay mudanza, ni sombra de variación(Santiago 1:17) y que Dios no es Dios de confusión, sino de paz.(1 Corintios 14:33)

Asimismo, en la Parte III, compartí una serie de comentarios que aparecieron en un foro de una página web evangélica de personas que “profesando ser Cristianos”; son acérrimos antagonistas de la nación de Israel.

En esta oportunidad, vuelvo a poner frente a los ojos del lector, dos de aquellos comentarios de la misma manera en que fueron escritos y enviados:

“ISRAEL. PAIS ILEGITIMO QUE OCUPA…”

“Judíos asesinos…mi corazón está con palestina fuera invasores…”

Les recuerdo a los lectores que estos mensajes provienen del corazón de personas que “profesan ser Cristianos” y que eran acompañados por otras 19 páginas de comentarios similares que variaban en su grado de aberración en cuanto al contenido de las palabras.

Tristemente, tengo que admitir que los ataques expresados en contra de Israel son el eco de miles de creyentes en las iglesias de toda Latinoamérica que carecen de una enseñanza sólida de la Palabra de Dios por parte de sus pastores en referencia a la relación de Dios con “la niñade Sus ojos” (Deuteronomio 32:10; Salmo 17:8), o que se han dejado influenciar por las corrientes políticas de sus respectivos gobiernos que siendo en su mayoría socialistas, promueven en su ideología la desaparición del Estado de Israel, que desde el 14 de Mayo del año 1948, se declaró como una nación independiente, después de que en 1947 la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.), aprobó la partición de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe.

A partir de 1947 y hasta el día de hoy, las naciones limítrofes como lo son Egipto, Jordania, Siria y Líbano y otras como Irak, que nunca aceptaron la Resolución 181 de la O.N.U.; han procurado invadir y destruir a Israel.

Pero como escribió el Salmista: “He aquí, no se adormecerá, ni dormirá, EL QUE GUARDA A ISRAEL” (Salmo 121:4).

Jehová de los Ejércitos ha protegido a Su Pueblo de los que en realidad son los “ilegítimos invasores”, y por Su mano pudieron lograr la victoria en la Guerra de la Independencia (1947-1949), en la Guerra de Suez o del Sinaí, también conocida como Operación Kadesh (1956), en la Guerra de los Seis Días (Junio, 1967),en la Guerra de Yom Kippur (Octubre, 1973), durante la Operación de Paz para la Galilea (1982) y la Guerra del Golfo (1991) en la cual Saddam Hussein había prometido al mundo árabe “quemar la mitad de Israel” con los misiles Scud.

Ninguna de las confrontaciones armadas mencionadas, ha sido originada por el Estado de Israel en contra de sus vecinos, ni siquiera la Primera Guerra del Líbano (1982-1985), ni la Segunda Guerra del Líbano (2006), ni la más reciente conocida como Operación Plomo Fundido en Gaza (2008).

En el último versículo del Salmo 120, podemos ver la base de la conducta de Israel en su relación con sus enemigos: “YO SOY PACIFICO. MAS ELLOS…ME HACEN GUERRA” (vs.7).

Así como Uruguay no tiene ninguna razón lógica de iniciar o provocar una guerra en contra de la Argentina que es 17 veces más grande y el Brasil que es 21 veces más grande; ¿a quién se le puede ocurrir que Israel tenga un deseo enfermizo de estar en un conflicto constante en contra de 22 estados árabes, que en conjunto tienen un territorio 640 veces mayor y una población 70 veces mayor que la de su propio país?

Si hubiera alguna persona que creyera algo tan irracional y descabellado, no debería preguntarse también ¿cómo es que una nación que tiene una población de un poco más de 7 millones de personas, puede ponerse de tú a tú en contra de 22 naciones y lo peor de todo es que hace 50 años que los han querido destruir y no pueden hacerlo?

¿No será que existe ALGUIEN MAS interesado en esta diminuta nación llamada ISRAEL?

(Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets