Yerushalayim Parte 5

image-43

Yerushalayim

Parte: V

A partir del año 1947, cuando la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.), aprobó la partición de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe; las naciones que rodean a Israel como lo son Egipto, Jordania, Siria y Líbano y otras como Irak, han procurado invadir y destruir a aquella pequeña nación; pero no han podido lograrlo.

¿Recuerda el lector la pregunta con la cual terminamos el artículo previo? ¿No será que existe ALGUIEN MAS interesado en esta diminuta nación?

Aquellos que son indoctos de lo que enseña la Biblia en cuanto a la nación de Israel y que desgraciadamente abundan en las iglesias latinoamericanas, lo más probable es que creen que el Estado de Israel todavía existe debido a la intervención del gobierno de los Estados Unidos en su favor.

Si bien es cierto tal respuesta es “parcialmente” correcta, no es “totalmente” verdadera de acuerdo a la perspectiva Bíblica.

No puedo negar que prácticamente todos los gobiernos de los Estados Unidos han sido abiertamente pro-Israel y por lo tanto han sido prominentes en la gesta de proteger y defender los intereses de existencia de esta nación; pero ¿cuál ha sido la razón?

¿Recibe el gobierno de los Estados Unidos algún “beneficio” de estar enredado en los conflictos internacionales de una nación, que ocupa un pedazo de tierra mayormente desértica, de solamente 22,072 kilómetros cuadrados y ubicada del otro lado del mundo?

La respuesta es: ¡NO!

Y hasta pudiera agregar que los Estados Unidos podrían ahorrarse muchos dolores de cabeza, regalándole un pedazo de tierra al pueblo judío en suelo americano, en estados como Nevada, Montana, etcétera; pero ¿es esta la solución?

Nuevamente la respuesta es: ¡NO!

George Washington, el primer presidente de los Estados Unidos escribió: “Es imposiblegobernar rectamente al mundo sin Dios y la Biblia”.

En la Biblia y no el Corán, descubrimos la “única” y “verdadera” razón por la cual los gobiernos de los Estados Unidos hasta el día de hoy han sido pro-Israel.

Hace cuatro mil años atrás el Dios de la Biblia, el Dios de los Judíos y de los Cristianos,(que no es el mismo que Alá el dios de los musulmanes) le hizo una promesa a Abraham, la cual nunca dejó de ser válida: “BENDECIRE A LOS QUE TE BENDIJEREN, Y A LOS QUE TE MALDIJEREN MALDECIRE; Y SERAN BENDITAS ENTI TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA” (Génesis 12:3)

Una persona no necesita un doctorado en Teología, ni ser un experto en el idioma hebreo para entender las palabras que Jehová le expresó a Su siervo Abraham ; pero por las dudas que para alguien se le hiciera difícil entenderlo, he escrito una paráfrasis del versículo que aparece en el párrafo anterior: “Prometo poner Mi mano a favor de aquellas naciones que te abran las puertas, y retirar Mi mano de aquellas naciones que te cierren las puertas.”

Aquellas naciones que “aborrecen la paz” y le “hacen guerra” (Salmo 120:6, 7) a Israel, están destinadas a la condenación y destrucción por parte de Aquel que “guarda a Israel”.

David escribió: “Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón. Aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado.” (Salmo 27:1)

El día que los Estados Unidos sucumba a la presión del mundo árabe y de los gobiernos aliados a la agenda del Islam; y decida darle la espalda a Israel, ése mismo día provocarán que el juicio de Dios también comience a caer sobre su nación como ha ocurrido con Egipto, Jordania, Siria, Líbano, e Irak.

¿Qué pasará entonces con Israel sin tener el apoyo de los Estados Unidos?

JEHOVA TE GUARDARA DE TODO MAL…JEHOVA GUARDARA TU SALIDA Y TU ENTRADA. DESDE AHORA Y PARA SIEMPRE.” (Salmo 121:8) ¿Capicce?

(Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets