‘Christian Peacemaker Teams’ Activistas pseudocristianos enemigos de Israel

apologetics400
“Christian Peacemaker Teams”
Activistas pseudocristianos enemigos de Israel

por Pablo Santomauro


Christian Peacemaker Teams (en español: Equipos Cristianos de Acción por la Paz -EPAC)* es una organización de tendencia izquierdista radical con una marcada agenda anti-Israelí y Estadounidense, que con el pretexto de promover la paz planta equipos de voluntarios para estorbar la labor de las fuerzas del orden en Israel, Irak, Colombia y otros países. Christian Peacemaker Teams (CPT en adelante) fue fundado en 1986, en Chicago, como una iniciativa de las iglesias Menonitas, las Iglesias de los Hermanos, los movimientos Cuáqueros y otras organizaciones religiosas de izquierda, todas ellas con su versión antibíblica y enfermiza de lo que es pacifismo.

Si bien reclaman tener una presencia en varios países donde hay conflictos armados, su enfoque principal es Israel y el conflicto con los palestinos. El movimiento envía regularmente equipos de “pacificadores” por una o dos semanas a áreas palestinas, sin siquiera molestarse en entrar en contacto con la sociedad y la cultura israelí. Los participantes de estos grupos regresan luego a sus iglesias para enarbolar la causa palestina. Según CPT, Israel es el culpable del sufrimiento de los palestinos. Ni siquiera mencionan las actividades terroristas ni la cor rupción de sus líderes. La organización promueve a través de ciertas iglesias, campañas para evitar las inversiones financieras en Israel. Su literatura es básicamente antisemita y socialista. En varias ocasiones, sus miembros actúan como escudos humanos y también obstaculizan el desplazamiento de tropas bloqueando los caminos.

CPT adquirió relevancia cuando en Noviembre de 2005 cuatro de sus miembros fueron secuestrados por terroristas en Irak. Irónicamente, fueron secuestrados y torturados por los propios terroristas que ellos intentaban apoyar con su misión de recopilar “evidencia de abusos de detenidos” por parte de las fuerzas americanas. Finalmente, tres de los secuestrados fueron liberados en Noviembre de 2006. En ese entonces nos preguntamos cómo se debe sentir un militante pacifista cuando es rescatado por las fuerzas mismas que él detesta y contra las que él dirige su activismo político.

El cuerpo del cuarto secuestrado, Tom Fox, había aparecido tiempo antes tirado junto a las vías del tren con varios disparos en la cabeza y el pecho. Las cortadas en su cuerpo y moretones en su cabeza, indicaban que fue torturado. Pero, ¿no son los militares los que torturan? Después de todo, el grupo de pacifistas estaba en Irak para investigar el supuesto abuso de las “fuerzas de ocupación”.

La ironía de todo esto es que las mismas fuerzas militares que ellos odian y cuya presencia20en Irak ellos condenan, fueron en última instancia sus libertadores. En la página de la organización y en las declaraciones de los rehenes liberados, no hubo por mucho tiempo una sola muestra de agradecimiento para con los soldados que los encontraron maniatados en una casa vacía. Para colmo de males, la libertad de estos desorientados y mal agradecidos individuos se debió a la información obtenida de un terrorista capturado por los militares. ¡Habrán obtenido las tropas esta información mediante el interrogatorio violento del pobrecito “insurgente”?

Si estos individuos fueran coherentes con su credo pacifista, en lugar de salir de su cautiverio deberían haberse negado a ser puestos en libertad por las fuerzas opresoras de los pobres iraquíes. Deberían haberlos escupido en la cara y condenado abiertamente por haber obtenido información de un pobre prisionero por medio de un interrogatorio agresivo. Pero los señores de CPT no hicieron eso. ¡Pobres almas confusas! Fueron secuestrados por los mismos que fueron a defender.  Satanás no tiene amigos.

Es extraño que CPT en ningún momento reclama el cese de los atentados terroristas que descuartizan mujeres y niños con sus bombas, ni de los misiles que llueven sobre Israel desde Gaza. Según esta organización, la muerte de civiles en todos estos casos se debe a la desestabilización que la presencia de los ejércitos extranjeros causaron en Iraq y los abusos de los judíos contra los palestinos. Este es el razonamiento propagandista de CPT.

Debe quedar claro que tanto CPT como organización, así como sus miembros individualmente, no son cristianos. Una simple investigación muestra que los CPT creen en la salvación universal, que Jesús no es la única forma de salvación y que todos los caminos conducen a Dios. Jesucristo, obviamente, no pensaba lo mismo. “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre si no por mí”, fueron sus palabras.

Por cierto, es llamativo que un grupo que en su nombre incluye el término “pacificadores” sea notorio por confrontar a los soldados israelíes en los puestos de control, provocando encontrones físicos para luego culpar a los soldados por los incidentes.

Para darnos una idea del sentimiento antisemita de CPT, veamos algunas porciones de letras de canciones rap en su propia website (traducidas al español):

Y al ejército de Israel, las FDI
Exhalando muerte en cada aliento
hasta que no quede nada
Ellos matan, capturan e incapacitan a mujeres, niños y hombres
Cuyo solo crimen es ser palestinos   (http://www.cpt.org/hebron/carrcd/lyrics.htm)

Y es repugnante todo este alboroto por causa de volar en pedazos autobuses
Sin siquiera discutir quién financia la i njusticia
Y esos somos nosotros
Capitol U.S. nosotros (Ibid)

Da que pensar, ¿verdad? ¿Para qué escandalizarse por unos autobuses volados en pedazos y cuerpos desmembrados por todo el pavimento?

Ron Sider, presidente de Evangélicos por Acción Social (otro simulacro de ministerio cristiano), en un artículo de la revista liberal Christianity Today, expresa que CPT ha estado en Hebrón por 10 años tratando de hacerse de amigos en ambos bandos. ¿Cómo ha hecho esto? Solidarizándose con los “oprimidos” por la violencia, sentándose en casas amenazadas con demolición, y caminado con los niños a la escuela para evitar que las balas israelíes los alcanzen (http://www.christianitytoday.com/ct/2007/december/27.44.html).
¿Podrá creerse, CPT tratando de hacer amigos en ambos bandos y los israelíes disparándole a los niños? Definitivamente, el artículo fue escrito para consumo de protozoarios intelectuales.

Una simple revisación de las websites de CPT y Evangélicos por Acción Social revelará que la agenda política y social de éstas, y otros grupos “cristianos” liberales, coincide con la agenda de organizaciones seculares de tendencia izquierdista, embarcadas hoy no sólo en la lucha política entre las sociedades libres y la vieja utopía comunista, sino también en la “lucha ” por el planeta.

Al igual que CPT no son pacifistas, ni tampoco cristianos. Ron Sider y su grupo organizan vigilias de oración donde se convoca a musulmanes, budistas, baháis, y gente de otras religiones. ¿A quién le oran? Obviamente, al dios universal, lo que delata que también Sider y compañía son de persuación universalista y ecuménica.

Los cristianos genuinos denunciamos las actividades de estos falsos cristianos, rechazamos su falsa retórica piadosa junto con su hipocresía repugnante, y los consideramos enemigos de la cruz de Cristo. <>

* Websites:

— Christian Peacemaker Teams (CPT) – www.cpt.org
— Equipos Cristianos de Acción por la Paz (ECAP) –       http://cpt.org/espanol/ecap

Book your tickets