Yerushalayim Parte 6

image-43

Yerushalayim

Parte: VI

La serie de artículos que el lector ha estado leyendo comenzó de la manera siguiente: “El Salmo 122 escrito por el rey David, es un himno que cantaban los peregrinos llenos de “alegría” (vs. 1) en la última etapa de sus procesiones “a la casa de Jehová” (vs.1) para participar de las fiestas sagradas de la nación de Israel en la ciudad de Yerushalayim.”

En el Salmo 122 “David captó el olor grato de esa pura delicia cuando los judíos piadosos…como por un instinto divino guiándolos al hogar, habían vuelto al lugar que Dios escogió…El único edificio por el cual la gente sentía una fuerte atracción sentimental era el templo del Señor. En un sentido real era el templo lo que hacía la ciudad, según ellos. Era el único lugar en toda la tierra donde Dios había decretado que se juntara Su pueblo para dar gracias a Su nombre. ” (MacDonald, William; Comentario Al Antiguo Testamento, pág. 718)

David había querido construir el Templo de Jerusalén, pero Dios no se lo permitió aunque le dio a David los planos de su propio puño y letra (1 Crónicas 28:19).

Salomón el hijo de David, fue el hombre escogido por Dios para edificar Beit HaMikdash, “La Casa Santa” o Beit Adonai, “La Casa de Jehová” y cuando hubo acabado la obra, Dios se apareció a Salomón y le dijo: “YO HE SANTIFICADO ESTA CASA QUE TU HAS EDIFICADO, PARA PONER MI NOMBRE EN ELLA PARA SIEMPRE; Y EN ELLA ESTARAN MIS OJOS Y MI CORAZON TODOS LOS DIAS.” (1 Reyes 9:1-3)

Las Sagradas Escrituras nos dan a conocer que fue Dios quien también escogió el lugar exacto dentro de las puertas de la ciudad de Jerusalén en donde se debía construir el Templo: “EN EL MONTE MORIAH, QUE HABIA SIDO MOSTRADO A DAVID SU PADRE” (2 Crónicas 3:1)

Entonces, ¿qué están haciendo los seguidores del Islam en la ciudad de Yerushalayim y específicamente ocupando el monte Moriah? ¿Será que también los musulmanes recibieron la orden de ocupar el mismo territorio que el Dios de los Judíos y de los Cristianos le asignó a Abraham hace cuatro mil años atrás? (Génesis 12)

El califa Omar, pionero de la llamada “Guerra Santa” (Yihad) iniciada por el profeta Mahoma con el objetivo de subyugar y destruir a los infieles (Cristianos o Judíos) ocupó Yerushalayim en Febrero del año 638 d.C.; después de sitiar la ciudad por cuatro meses.

La conquista de la región fue pacífica pero “implacable”. Los Cristianos sirios, árabes y de otras nacionalidades, fueron “hostigados” a pasarse a la religión de Mahoma.

Omar mandó limpiar la explanada sobre el monte Moriah en donde se encontraban las ruinas del Templo de Yerushalayim, y erigió allí una “casa de oración”.

Medio siglo después, el califa ‘Abd al-Malik, construyó la mezquita de la Roca (690-692 d.C) y consolidó su imperio estableciendo en Yerushalayim, un nuevo lugar de adoración para los seguidores de Mahoma.

El edificio de la mezquita o el Domo de la Roca recubre una roca que representa la cima del monteMoriah, y fue construido allí por dos razones básicas: la primera es que para los musulmanes fue en ésta área en donde Alá (Jehová), ordenó a Ibrahim (Abraham), ofrecer en sacrificio a Ismael, el hijo que tuvo con Agar su sierva, en vez de ofrecer a Isaac, el primogénito que tuvo con Sara su esposa;conforme a lo que enseña la Biblia de los Cristianos en Génesis 22.

La segunda razón, es que de acuerdo al Islam fue desde el mismo solar en donde hoy está ubicado el Domo de la Roca, que cuando murió el profeta Mahoma desde allí ascendió al cielo para reunirse con Alá y luego emprendió un viaje a la Mecca, ubicada en Arabia Saudita en un burro alado llamado Al-Buraq y acompañado por el ángelYibrilo Gabriel.

El Corán no menciona en ninguna parte la ciudad de Yerushalayim o el Monte del Templo, al cual le cambiaron su nombre por el de Al-Haram al Sharif que significa Noble Santuario.

Entonces, ¿qué están haciendo en la Ciudad de David?

Así como las sectas como son los Testigos de Jehová, los Mormones y otras entidades pseudo Cristianas extraen versículos de la Biblia fuera de su contexto original para apoyar lo aberrante de sus doctrinas; los exponentes del Islam han forzado pasajes del Corán y los han utilizado como referencias oblicuas a la ciudad de Yerushalayim.

¿Pero, puede un verdadero Cristiano y conocedor de las Sagradas Escrituras aceptar un cuento como el que proclaman los seguidores de Mahoma y defender las enseñanzas del Islam?

Los casamientos de los Judíos concluyen con el novio diciendo un par de versículos del Salmo 137: “SI ME OLVIDARE DE TI, OH JERUSALEN, PIERDA MI DIESTRA SU DESTREZA. MI LENGUA SE PEGUE A MI PALADAR, SI DE TI NO ME ACORDARE” (vs.5, 6).

Asimismo, el novio rompe una copa de cristal para recordar la destrucción del Templo de Yerushalayim.

La infame realidad es que los “verdaderos invasores” de la nación de Israel y en especial de ese pedazo de tierra tan sagrado para el pueblo hebreo en dónde está ahora la mezquita o el Domo de la Roca; son los seguidores del profeta Mahoma y no tienen ni un verso del Corán para defender su intrusión en la tierra que le pertenece a la “NIÑA DE SUS OJOS”.

En lo que a mí concierne, yo me uno al Salmista que oraba así:

Oh, Jehová, recuerda contra los hijos de Edom el día de Jerusalén. Cuando decían: Arrasadla, arrasadla hasta los cimientos. Hija de Babilonia la desolada, BIENAVENTURADO EL QUE TE DIERE EL PAGO DE LO QUE TU NOS HICISTE.” (Salmo 137:7, 8)

(Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets