Pena de Muerte – Evangélicos a la deriva en Argentina

apologetics400

Pena de Muerte:
Evangélicos a la deriva en Argentina

 

por Pablo Santomauro

En una triste muestra de mediocridad cristiana, la Junta Directiva de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas ha emitido un documento en20el cual se expresa contra la pena de muerte [1]. Como evangélico que cree en la absoluta y suprema autoridad de la Biblia, no puedo menos que lamentarme ante tal carencia de claridad bíblica y compás moral por parte de esta organización.

El documento contiene varios argumentos contra la pena de muerte. Paso a enumerar estos argumentos tal cual han sido expresados en el documento y acto seguido señalo sus errores garrafales:

Argumento # 1 – “La propuesta de la pena capital asume el argumento que los criminales realizarían una operación racional sobre el costo-beneficio antes de cometer un acto de violencia. Esa actitud es invisibilizar y desconocer que muchos de los crímenes se ejecutan bajo fuertes pasiones y la influencia de drogas y el alcohol”.

La falacia – Este argumento en realidad apoya la pena de muerte, ya que infiere que si el criminal está en completo dominio de sus sentidos, la pena de muerte es justificada. Pero me temo que estos amigos evangélicos se opondrían a la pena de muerte aun cuando fuera aplicada a personas que asesinan fría y calculadamente. Por otra parte, la falla del argumento puede llevarse al absurdo con el ejemplo del amante de una mujer que asesina al esposo llevado por una “fuerte pasión”. ¿Es esto un atenuante a la gravedad de su crimen? Las drogas o el alcohol a lo sumo pueden ser atenuantes para no aplicar la pena capital, pero no para eliminarla como recurso del estado.

Argumento #2 —  El documento de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas continúa diciendo: “La pena de muerte es siempre producto de inequidades. Las estadísticas y la experiencia que surge de aquellos países que aún la aplican muestran que en definitiva son los pobres, los excluidos y los marginados los que mayormente sufren estas condenas”.

La falacia – Este es un argumento ad misericordiam. Es el que todo abogado defensor procura vender al juez o jurado de turno. Es una estrategia para tocar las emociones de la gente y explotar las circunstancias en las que creció el culpable de asesinato. Se toman en cuenta las influencias del ambiente, su desafortunada vida, la pobreza, el trato que le dieron los padres, etc.

Nuestra refutación:

a. A lo sumo, las condiciones sociales cualifican como “circunstancias mitigantes”, pero de ninguna manera militan contra la validez de la pena de muerte. El “monigote de paja” o falsa presuposición comunica que la persona que apoya la implementación de la pena capital lo hace en forma indiscriminada, sin tomar en cuenta las circunstancias mitigantes.

b. Todo ser humano es un ente con libertad moral y es capaz de escoger entre una conducta buena y una mala. Podrá ser influenciado por el ambiente y el pasado, pero no es controlado por ninguno de estos.

c. No todo individuo nacido y criado en malas circunstancias termina siendo un asesino. En verdad, la vasta mayoría no terminan de esa forma.

d. Este argumento ad misericordiam es puesto en ridículo con la historia del joven acusado de matar a sus padres con un hacha. Una vez que los elementos de prueba lo acusaban más allá de toda duda, el joven pidió clemencia basado en el hecho de que él era un huérfano.

Argumento # 3 – “La pena de muerte es un método abierto a errores irremediables. Teniendo en cuenta la situación de la Justicia en nuestro país tememos mucho sobre la equidad y transparencia en la aplicación de esta condena”.

La falacia – Este argumento pone en duda la integridad del sistema judicial. Es una versión del conocido “Hay veces que los inocentes son condenados a muerte”, o “existe la posibilidad de que el sistema falle”.

Nuestra refutación:

a. El hecho de que raramente alguien inocente sea condenado, es una crítica a cualquier sistema judicial, no a la pena de muerte. El argumento no tiene incidencia absoluta sobre la validez moral de la pena de muerte. No h ay nada perfecto en la vida.

b. El argumento establece que es mejor que 100 culpables no sean castigados propiamente, con tal de que una persona inocente no sea condenada. Puesto de otra forma, es mejor que 100 culpables sean absueltos a que un inocente sea condenado, independientemente del tipo de delito.

c. El argumento tiene validez solamente para promocionar el mejoramiento del proceso por el cual se determina la culpabilidad de un individuo y la adjudicación de la pena de muerte.

d. ¿Para qué arrestar y llevar gente ante el juez por sus delitos? ¡Alguien inocente podría ser sentenciado!

Argumento # 4 – “La pena de muerte perpetúa el concepto de venganza enmascarado en el ropaje de reparación y justicia”.

La falacia – Argumento totalmente subjetivo que presupone demasiado. La pena de muerte no es revancha, sino la medida exacta de castigo proporcional al crimen cometido. En muchos casos, los crímenes cometidos son tan horrendos, que la pena de muerte parece ser benigna en comparación.

Argumento # 5 – “La pena de muerte ignora totalmente el concepto de rehabilitación”.

La falacia – Este argumento aduce que cortar la vida del culpable es inmoral porque el sistema penitenciario debe ser de carácter rehabilitacional. Se afirma que la ejecución del prisioner o le priva de la oportunidad de alcanzar su rehabilitación.

Nuestra refutación:

a. Esta pretensión se basa en la cosmovisión secular que considera al hombre como un enfermo que necesita sanidad o una máquina en necesidad de reparación. En oposición a esta propuesta, el retribucionismo conceptúa al hombre como un ente moral libre con la capacidad de tomar decisiones por las cuales es responsable. El hombre es digno de ser recompensado o elogiado por las buenas acciones, y castigado por las malas. Este último es un concepto bíblico.

b. El objetivo de la pena capital es hacer justicia. La esencia de la justicia es de carácter penal y moral, no remedial. La justicia demanda el castigo del culpable y el bien demanda que el inocente sea protegido en nuestra sociedad.

Argumento # 6 – “Como cristianos y cristianas, comprometidos con nuestros fundamentos de fe, siempre tenemos esperanza en la redención y en la conversión de toda persona. Todo método que cierre esta posibilidad al arrepentimiento no puede ser parte de nuestras propuestas que buscan seguridad con justicia, arrepentimiento y perdón”.

La falacia – Este argumento dice que al permitir que el asesino viva hay posibilidades de que se arrepienta y se entregue al Señor. Respuesta nuestra: Si las víctimas no hubieran sido asesinadas, quizá en el futuro=2 0se hubieran convertido a Cristo (de no ser cristianos). El asesino cerró toda posibilidad de arrepentimiento por parte de la víctima.

Conclusión:
El documento de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas es un ejemplo de la decadencia moral y doctrinal en filas evangélicas. Observe el lector que ningún argumento esgrimido por estos llamados evangélicos usa la Biblia para apoyarse. De esta forma, la Escritura es desplazada por una perspectiva secular, que para peor es equivocada e inmoral. El documento es una vergüenza para el mundo evangélico, una bofetada a los principios bíblicos y un insulto a los familiares de las víctimas de asesinato. <>

1. La pena de muerte ignora totalmente el concepto de rehabilitación.
http://www.amen-amen.net/noticias/archives/7868

Book your tickets