¿Es la Iglesia Católica una Secta?

apologetics400

Preguntas recibidas

¿Es la Iglesia Católica una Secta?

Existen diferentes opiniones con respecto a esta pregunta. Hay quienes dentro del cristianismo no tienen ningún problema para declarar que la Iglesia Católica es una secta. Otros son más precavidos y yo soy uno de ellos. A continuación procuraré dar mi opinión al respecto, pero primero me es necesario señalar las áreas de entendimiento mutuas entre católicos y evangélicos que han quedado registradas en los grandes Credos Ecuménicos del cristianismo histórico. Estas son:

1) La naturaleza Trinitaria de Dios.

2) El reconocimiento de todos los atributos de la Deidad.

3) El reconocimiento de Dios como Soberano y Sustentador del Mundo.

4) El reconocimiento de Dios encarnado en Cristo (el Dios- Hombre), sus dos naturalezas, su nacimiento de virgen, su vida sin pecado, etc., etc., finalizando con su Segunda Venida en gloria a juzgar el mundo.

5) El reconocimiento de la personalidad del Espíritu Santo, su Deidad y su rol en la obra de redención.

6) La necesidad de la gracia en la Salvación (lamentablemente transigida y distorsionada por la Iglesia Católica).

7) La confianza en Dios para la preservación y guía de su Iglesia.

8) Por último, aunque no explícito en los credos, la alta apreciación de la autoridad de la Biblia como inspirada e infalible. Los protestantes reconocemos que en esta última categoría, la Iglesia Católica transige o reduce la supremacía de la Escritura al colocarla al mismo nivel del Magisterio y la Tradición. Además, comete la blasfemia de agregar libros no inspirados en el Antiguo Testamento.

En síntesis, el catolicismo profesa:  La Trinidad, la Deidad de Jesucristo, su resurrección corporal;  la salvación por gracia por medio de la fe (transigida), y la autoridad suprema de la Biblia (transigida).

Razones por las cuales la Iglesia Católica no debe ser clasificada como secta:

1)    Generalmente hablando, las sectas son pequeños grupos que se desprenden de otros grupos mayores y por lo regular son de origen reciente. La mayoría de las sectas americanas, por ejemplo, en mayor o menor grado se desprendieron de grupos cristianos y surgieron en el siglo 19.  En Latinoamérica tenemos una serie de sectas autóctonas que han nacido en el siglo 20. El catolicismo, por el contrario, tiene 2000 años de historia (una continuidad histórica con los cristianos apostólicos del primer siglo). Sumado a esto, es el árbol eclesiástico de donde brotó la rama protestante. < br>
2)    Las sectas son usualmente formadas, moldeadas y controladas por un individuo o un pequeño grupo. La Iglesia Católica, por contraste, ha sido moldeada por un número incalculable de gente a través de su historia. Además, el catolicismo es gobernado por credos, concilios, y el magisterio continuo.

3) Las sectas típicamente ejercitan un control rígido sobre sus miembros, exigiendo obediencia o sumisión total. La desobediencia es castigada con aislamiento, indiferencia o excomulgación. El catolicismo, si bien ha ejercitado cierto triunfalismo y un control no saludable sobre sus miembros en tiempos pasados, podemos decir que esto no es cierto hoy, especialmente después de Vaticano II. Para probar este punto podemos mostrar la amplia diversidad de grupos dentro del Catolicismo.

4) Una secta es un grupo religioso que se origina como herético y mantiene una lealtad ferviente a esa herejía. A pesar de ser herético en varios puntos doctrinales, el catolicismo no clasifica en esta categoría. No se origina en una herejía, y además, posee una ortodoxia estructural que las sectas sencillamente no tienen.

5) Las sectas (definidas heréticamente) son clasificadas como tales por su rechazo radical de las doctrinas esenciales del cristianismo — Trinidad, la naturaleza de Cristo encarnado, y la absoluta necesidad de la gracia divina en la salvación (la controversia Pelagiana). Si bien los protestantes correctamente hemos acusado a la Iglesia Católica de reclamar una autoridad ilegítima y de confundir el evangelio, el catolicismo afirma la Trinidad, las dos naturalezas de Cristo, y que la salvación es ultimadamente un don de la gracia de Dios (rechazo del Pelagianismo). En el análisis final, ninguna secta afirma la Trinidad y la plena Deidad de Jesucristo, cosa que la Iglesia Católica sí hace.

Otro punto interesante en el debate es que muchos integrantes de las iglesias protestantes hoy en día provienen de la Iglesia Católica. No sucede lo mismo cuando hablamos de los Mormones, Testigos de Jehová y otros. El número de convertidos de esas sectas es significativamente menor. Ellos vienen a Cristo luego de grandes esfuerzos y largo tiempo empleado por los evangélicos que les llevan el mensaje de Cristo. Estos sectarios no vienen a Cristo como resultado de la predicación dentro sus sectas.

¿Por qué muchos católicos se convierten a Cristo? ¿Por qué la evangelización es relativamente más fácil entre los adherentes de la Iglesia Católica? Respuesta: porque existe un fundamento ortodoxo que aun permanece en la Iglesia Católica, a pesar de sus serios errores y herejías. Lamentablemente, estos errores y herejías, y el empañamiento del evangelio por parte de la Iglesia Católica, impide que la gran mayoría de ellos escuche el evangelio y venga a=2 0Cristo.

Conclusión

Basados en todo lo expuesto, es  nuestra opinión que la Iglesia Católica no debe ser clasificada como una secta. Si la urgencia por definirla de algún modo es tan importante para algunos, yo la llamaría una IGLESIA CRISTIANA HISTORICA EN DESESPERANTE NECESIDAD DE REFORMACION. La misma reforma que necesitaba en el siglo 16, sigue siendo una necesidad en el día de hoy.

Pablo Santomauro

Book your tickets