Más sobre la Iglesia Emergente

apologetics400

Más sobre la Iglesia Emergente

Por Pablo Santomauro

 

Leyendo el blog de un querido amigo me encontré con cierto material relacionado con la Iglesia Emergente. Se trata de un artículo que cita un pasaje del libro de Brian McLaren, The Secret Message of Jesus. Brian McLaren, como ya informamos en el artículo previo, es un líder prominente del movimiento conocido con el nombre de “Iglesia Emergente”, corriente moderna cuyo péndulo oscila entre aberrante y hereje. En el pasaje del libro, McLaren relata una historia de su “gran amigo” Tony Campolo [1]. Debo confesar que no pude evitar reírme ante la historia cursi y sentimentaloide de este saduceo moderno de Tony Campolo. No le llamo fariseo porque éstos al menos creían que Dios existía. Veamos la historia de este humanista religioso, reitero, narrada por Brian McLaren en su libro “El Mensaje Secreto de Jesús”:

===============================

¿Qué clase de iglesia es ésta?[2]
Mi gran amigo Tony Campolo cuenta una historia verídica que también sirve como una gran parábola en este sentido. Estaba en otra zona horaria y no se pudo dormir, así que bien pasada la medianoche se fue a una tienda de donas. Resulta que las prostitutas del lugar solían reunirse en esa tienda después de hacer lo suyo, y él alcanzó a oír una conversación entre dos de ellas. Una se llamaba Inés y dijo: ¿sabes qué? Mañana cumplo treinta y nueve años. Su amiga replicó: ¡gran cosa! ¿y qué quieres que haga? ¿se te antoja una fiesta?¿quieres comer pastel y te cante el feliz cumpleaños? La primera mujer contestó: ¿qué te pasa? ¿por qué te pones tan a la defensiva? ¿por qué me tienes que hacer sentir mal? Solo estoy diciendo que es mi cumpleaños, no es que quiera recibir algo de tu parte. Al fin y al cabo, ¿por qué debería tener una fiesta de cumpleaños? nunca he tenido una fiesta de cumpleaños en toda mi vida, ¿por qué tendría una ahora?
Cuando se fueron, Tony tuvo una idea. Le preguntó al dueño de la tienda si Inés venía todas las noches, y cuando le dijo que si, Tony lo invitó a conspirar con él para hacer una fiesta sorpresa. Hasta la esposa del dueño participó en el plan. Entre todos se pusieron de acuerdo para traer pastel, velas y decoraciones para celebrar el cumpleaños de Inés, quien era una completa extraña para Tony. La noche siguiente cuando ella entró, los planeadores de la fiesta gritaron ¡sorpresa! E Inés no podía creer lo que veían sus ojos. Los dueños de la tienda le cantaron “cumpleaños feliz” y ella empezó a llorar tan duro que casi no pudo apagar las velas. Cuando llegó el momento de partir el pastel ella preguntó si podía llevárselo entero a su casa, solo para conservarlo un rato y disfrutar el recuerdo. Luego se fue con su pastel como si fuera un tesoro.
Tony dirigió a los invitados en una oración por Inés, después de lo cual el dueño de la tienda le dijo a Tony que no se había dado cuenta de que Tony era un predicador. Le preguntó de qué iglesia venía y Tony contestó: “pertenezco a una iglesia que celebra fiestas de cumpleaños para prostitutas a las 3:30 de la madrugada”. El dueño de la tienda no lo podía creer. “no, no puede ser, no existe ninguna iglesia que haga eso. Si hubiera una, a esa iría yo. Si, me volvería miembro de una iglesia como esa”.
(Brian Mclaren, el mensaje secreto de Jesús) [sic]

=============================

Mi  comentario

Para información del lector, digamos que el señor Tony Campolo es un liberal tanto religioso como político que en realidad no puede ser considerado cristiano. Para más datos sobre él, ver al pie de página.

¿Evangelizó a alguien Tony Campolo? La prostituta se fue a la casa sin escuchar de Jesús y la oración de Tony fue hecha sin la prostituta presente. Tony Campolo, no evangelizó a nadie. Sólo trató a la prostituta como a un ser humano. Eso es loable y todo buen cristiano debe hacerlo. No me refiero a ir comprando pasteles para celebrar los cumpleaños de todas las damas de la noche. A mí el bolsillo no me da. Pero quien piense que Campolo presentó a Cristo se equivoca. Sólo tuvo un gesto amable, fue una obra de las tantas a las que Dios llamó “trapo de inmundicia”, porque no tuvo ningún valor redentivo. El dueño de la tienda, por su parte, de haber concurrido a la iglesia de Campolo, se hubiera enterado que allí creen que Jesús no es Dios, Moisés no escribió el Pentateuco, Jesús no nació de una virgen, no hizo milagros, ni tampoco resucitó de la muerte. Eso sí, le compran un pastel para celebrar su cumpleaños. Todo inconverso no duda en correr a reunirse en una iglesia como esa.

De todos de los personajes de esta historia de Campolo, el más real fue la prostituta. Con el cuento de contemplarlo un rato se llevó todo el pastel para compartirlo probablemente con su proxeneta. Campolo y los que organizaron la fiesta se quedaron sin comer pastel. Risueño, ¿verdad? El título del artículo es, “¿Qué clase de iglesia es ésta?” Yo contestaría que es una iglesia que da risa.

Para finalizar, creo que Brian McLaren debe haber entrado en un estado alterado de conciencia cuando acuñó el título del libro “El Mensaje Secreto de Jesús”. Jesús mismo dijo: “Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto”.<>

Notas:

[1] Tony Campolo está asociado con el Partido Demócrata y otros grupos y causas de izquierda. Es fundador y presidente de la Asociación Evangélica para la Promoción de la Educación, y es conocido por sus posturas socialistas y antisemitas. Si bien sostiene algunos postulados coherentes con la fe cristiana, su ideología, considerada en forma global, es claramente anticristiana.

[2] http://enhabito.com/que-clase-de-iglesia-es-esta/

Book your tickets