¡Mis parientes son nuevos cristianos y miran TBN todo el día!

apologetics400

¡Mis parientes son nuevos cristianos y miran TBN todo el día!

 

Estimado hermano: Mis tíos recibieron a Cristo hace dos meses y atienden una iglesia de sana doctrina. El problema que yo veo es que cada vez que los visito están mirando TBN (son bilingües). ¿Cómo debo prevenirles acerca del peligro de este canal?

 

Estimado hermano:

En estos casos debemos ser directos en nuestro planteo. Con la mejor actitud diplomática posible, usted tiene que hacerles saber qué clase de empresa es TBN (Trinity Broadcast Network). Si bien TBN se presenta ante el mundo como una empresa cristiana, y su programación incluye apenas un puñado de maestros de sana doctrina, la mayor parte de los programas de la estación contienen cantidades masivas de material hereje, especialmente provenientes del Movimiento de la Fe o Confesión Positiva.

En general, la imagen que TBN proyecta al mundo es una caricatura cruenta de nuestra fe. El público es expuesto a una ensalada de falsas historias, falsas profecías, reclamos de individuos que dicen recibir palabra directa de Dios, y manipulación de textos bíblicos para quitarle el dinero a los crédulos. Sus televidentes reciben la versión más distorsionada, falsa y peligrosa del verdadero cristianismo.

La presencia de algunos maestros de buena doctrina no alcanza para salvar la reputación de TBN, llamada en ocasiones “la Cadena de la Blasfemia”. Yo creo que estos maestros siguen apareciendo en TBN por ignorancia, indiferencia, o algún otro propósito no identificado. Algunos dicen que lo hacen para mejorar el nivel de enseñanza, i.e., mostrar al televidente que existe algo más elevado que la chatarra espiritual que digieren usualmente a través de las ondas de TBN. Mi respuesta a tal excusa es: ¿Cuántos de esos televidentes pueden notar la diferencia? ¿O querrá siquiera investigar al respecto?

¿Cuál es el combustible que mantiene esta empresa mafiosa (TBN) operando?  El dinero. Central en la programación del canal es el Evangelio de la Prosperidad,  doctrina basada en una distorsión inescrupulosa de la enseñanza bíblica. En realidad es una estafa descarada que puede ser clasificada como un “fraude de afinidad” (desfalcos perpetrados contra gente que piensa que al tener una misma afiliación con el solicitante, tal como miembros de una iglesia, club u organización, se reduce o previene la posibilidad de un fraude).

Pídale a sus tíos que observen la suntuosidad de los escenarios o sets del canal, los personajes extravagantes que TBN promueve, sus ropas, relojes y pelucas, e infórmeles del estilo de vida opulento de los fundadores de la red, Paul y Jan Crouch. Es de público conocimiento que los Crouch son dueños de varias viviendas, por no llamarles palacios, valorados en varios millones de dólares. Ni que mencionar a Kenneth Copeland, otro timador profesional de la mafia de TBN. Recientemente afirmó ante 9,000 espectadores que los tiempos difíciles que confrontamos no son excusa para no dar dinero a su ministerio para que Dios les multiplique ampliamente la donación.

Partiendo de TBN, el Evangelio de la Prosperidad es hoy predicado por un gran número de figuras conocidas y  también a nivel de las iglesias locales. Este falso evangelio promete que si usted tiene suficiente fe como para dar aun el dinero que no tiene (vía tarjeta de crédito), Dios le dará riquezas y salud en abundancia. Advierta a sus tíos que estos carteristas espirituales están por todos lados.

Continúe explicando a sus parientes que si bien a través de la historia encontramos sinceros creyentes entre los ricos y los pobres, la gran mayoría de cristianos nunca se destacaron por poseer grandes riquezas materiales. Nuestra esperanza está enraizada en Cristo, quien logró nuestra salvación en la cruz del Calvario y nuestras riquezas serán las celestiales cuando vivamos en la presencia de nuestro Dios. Cualquier bendición material que recibamos aquí es un bono agregado pero no se origina en la idea de considerar a Dios como un banquero.

Usted mencionó que sus tíos atienden una iglesia de sana doctrina, y eso lo vemos muy bien. El problema es que desde los púlpitos  de muchas iglesias de buena enseñanza no se advierte a los fieles de este tipo de artimaña. Cuando se van de la iglesia y vuelven a sus hogares, se sientan frente al televisor a consumir la basura de TBN. Tampoco se hace apologética en los cursos para nuevos creyentes. Yo estoy a punto de comenzar un curso de seis semanas para recién convertidos donde explico las esenciales de la fe, y al mismo tiempo alerto acerca de estos asaltantes con patente de TBN o Enlace TV, la cadena cómplice de TBN en el mundo hispano.

Cuando su familiares estén en condiciones de recibir alimento sólido, comparta con ellos los pasajes bíblicos que indican que 1. La Biblia es la regla de fe por la cual medimos toda clase de enseñanza (Hch. 17:11; 2 Ti. 2:15; 3:16-17); 2. Debemos estar en guardia contra todo tipo de doctrina y persona que contradice la Biblia (Hch. 20:25-32; Ef. 4:14), 3. Debemos defender la sana doctrina y confrontar las falsas enseñanzas (2 Ti. 4:2-4; Jud. 3). Estos son sólo algunos pasajes de los tantos que la Biblia nos llama a obedecer. <>

Bendiciones.

 

Pablo Santomauro

Book your tickets