Guerrilleros colombianos asesinan a pastor evangélico

apologetics400
Guerrilleros colombianos asesinan a pastor evangélico
 
El cable de noticias es bien escueto. Investigadores de los derechos humanos concluyeron que el pastor Manuel Camacho fue asesinado por guerrilleros de izquierda en Colombia Central, por su predicación y evangelización.[1]
El pastor evangélico perteneciente al Movimiento Misionero Mundial [2] recibió seis disparos de uno o más integrantes de las FARC, mientras estaba en las afueras de su casa durante el 21 de setiembre en la municipalidad de San José del Guaviare, Colombia.
De acuerdo con el grupo Puertas Abiertas, el pastor Camacho ya había sido amenazado anteriormente. En algunas zonas controladas por la guerrilla las iglesias son toleradas o aceptadas, pero en otras regiones continúan los ataques a los pastores  y cristianos, y las iglesias son clausuradas.
Otro grupo de excelente reputación, La Voz de los Mártires (VOM), reveló que existe rencor dentro de las filas de la FARC porque varios guerrilleros se han convertido al cristianismo. El pasado mes de abril, de acuerdo con VOM, el pastor Camacho fue parte de un alcance evangelístico en el cual tres guerrilleros de las FARC y siete miembros de las milicias paramilitares (un grupo opositor a las FARC) aceptaron a Cristo.
El parte de VOM dice que antes del asesinato, las FARC solicitaron una entrevista con el pastor y su familia. “Cristianos de la zona reportaron que ellos pensaban que las FARC iban a autorizar a Camacho a tener una iglesia oficialmente, asunto que él había solicitado anteriormente a los guerrilleros”, reporta VOM. El informe dice que uno de los asesinos entró en la casa para estar con la esposa y los niños mientras los otros le disparaban cinco veces al pastor. El asesino que estaba adentro gritó a los de afuera: “Asegúrense de que ese perro está muerto”. El sexto disparo impactó el cuello del pastor. La forma de ejecución demuestra la naturaleza miserable de estos asesinos de la FARC. La declaración de VOM expresa que luego su esposa corrió afuera, limpió el rostro de su marido y con la ayuda de los niños arrastró el cuerpo hasta debajo de un árbol.
Creo que ya no es necesario continuar con el relato. El pastor Camacho no es el primer pastor ni el primer cristiano asesinado a sangre fría por estos cobardes “luchadores por la libertad”. Para justificar sus crímenes las FARC usa la excusa de que son informantes del gobierno, una falsedad evidente..
Estos asesinatos muestran el verdadero rostro de los revolucionarios colombianos y latinoamericanos en general. No nos explicamos cómo cierta gente que se llaman cristianos miran con simpatía estos movimientos guerrilleros que han mostrado estar formados por delicuentes comunes sin respeto por la vida humana y sin principios ni valores morales. Son miserables que cuando se les acabó la limosna soviética se aliaron con los carteles de la droga, otro rubro poblado de seres sub-humanos como ellos. Ojalá muchos de ellos llegaran a arrepentirse y entregar su vida a Cristo, pero si no es así podemos decir con tranquilidad de concciencia como lo hizo el apóstol Pablo: “Dios les pague de acuerdo a sus obras”. <>
Pablo Santomauro

Book your tickets