Perfil de la Secta Moon Parte 3

apologetics400

Perfil de la Secta Moon

Parte 3

moon4

 Refutación

Habiendo dado a grandes rasgos la estructura teológica de la secta, procedemos ahora a encarar una refutación global, no específica o punto por punto. La razón para ello es que la teología de la secta raya en la esquizofrenia y muchas de sus posturas son autorrefutables, tales como el desvarío de las relaciones sexuales entre María y Zacarías, y la cadena de sucesos que sigue. Todos estos disparates de Moon sólo intentan llevar agua para su molino para justificar que él es el Mesías de los últimos días, algo que él sugiere fuertemente en sus enseñanzas, y que  sus seguidores dicen abiertamente.

Quiero reiterar, las doctrinas de la secta son tan autorrefutables que no vale la pena expandirnos en ello. Un ejemplo de lo que digo lo podemos ver en esta cita:

“Padre [Moon] es sin pecado, Madre [la esposa de Moon] es sin pecado, y sus hijos son sin  pecado” (Ken Sudo, “Christology, The 120-Day Training manual, p. 236)

Un recién convertido a Cristo conoce como refutar esto. Véase Ro. 3:10-12; 3:23; 1 R. 8;46; 1 Jn. 1:8,10.

Hemos preferido aproximarnos al tema con la estrategia del castillo de barajas, en la cual si quitamos una baraja de abajo el resto del castillo se derrumba, y en este caso esa baraja es la proposición de Moon de que Cristo no completó la misión encomendada por el Padre. Imagínese usted a Jesús hablando con Dios Padre: “Lo siento mucho, pero tuve en la tierra muchas preocupaciones y persecuciones. Juan me falló. El pueblo escogido me ignoró y me rechazó como enviado tuyo. Vengo herido de manos y de pies, y en el costado tengo tengo una lanzada infligida por un soldado romano. Pilato, que pudo haber hecho algo por mí, se lavó las manos cobardemente …… por ahora te ruego que esperemos hasta 1920, cuando aparecerá un coreano con muchas ganas, mucho dinero y nuevas estrategias”. Como nota al margen digamos que la noción de que Juan el Bautista fracasó o falló en cumplir su cometido también es ridícula, sobre todo a la vista de lo que dijo Jesús: “Entre los que nacen de mujer, no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista (Mt. 11:11; Lc. 7:28).

El talón de Aquiles de la teología de la secta Moon es la doctrina de la salvación, la cual podemos resumir de la siguiente manera:

  1. La humanidad necesita ser redimida espiritual y físicamente. Jesucristo sólo redimió a la humanidad espiritualmente.
  2. Por consiguiente, un segundo Mesías, el Señor del Segundo Advenimiento, debe venir a redimir la humanidad físicamente.
  3. La redención física traerá el Reino de los Cielos a la tierra.
  4. El Señor del Segundo Advenimiento es Sun Myung Moon, quien está en el proceso de cumplir su propósito como el Mesías presente al perfeccionarse él mismo, su familia, su nación y el mundo.
  5. La humanidad es responsable por lograr su parte a los efectos de restaurar el dominio de Dios.

Claro, ante esto uno se pregunta por qué Jesús nunca prometió  enviar a otro por nosotros, sino que en términos personales dijo: “Vendré otra vez, y os tomaré a  mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Jn. 14:3). La Biblia declara enfáticamente que este mismo Jesús que vino por primera vez, volverá otra vez (He. 1:11; 1 Tes. 1:10; Ap. 22:12-16; Mt. 16:27; 25:31; Mr. 8:38; 13:26; Lc. 17:30).

Por otra parte, si Jesucristo no hubiera culminado su misión, jamás hubiera dicho “Consumado es”en la cruz (Jn. 19:30), ni tampoco “He acabado la obra que me diste que hiciese” (Jn. 17:4), ni la Biblia le llamaría el “autor de la salvación” (He. 2:10). Jesucristo ha redimido a los suyos en ambos aspectos, el espiritual (Ro. 3:24-26) y el físico (Juan 6:39, 40, 44, 54; 11:24, Fil. 3:20-21; etc.).

Lo anterior es suficiente para enterrar todas las elucubraciones satánicas del señor Moon.

¿La Familia Perfecta? 

Veamos ahora que tan perfecta es la familia de Moon. Conviene señalar que la familia del reverendo Moon está lejos de ser la familia ideal.

El hijo más joven de Moon (30), Hyojin Moon, quien el año pasado fue ungido como el líder máximo de la secta, tiene en su haber un divorcio. La esposa lo divorció por abuso físico en el cual las drogas y alcohol jugaron un papel preponderante (Boston Globe, 6/29/96, Metro section, p.13)

Una de sus  hijas, Ye Jin, se dice que ha denunciado a su padre y su estilo de vida, mientras que otra hija, Sun Jin, abandonó a su esposo semanas después del casamiento(The Sunday Telegraph, November 5, 1995, cited in Fair News, Summer 1996).  Independientemente de si las denuncias de Ye Yin corresponden con la realidad, lo cierto es que una hija perfecta nunca se levantaría contra su padre. Así mismo, ninguna hija perfecta abandona a su esposo días después de la boda en la que precisamente recibió la bendición de Moon.

En una nota muy triste, encontramos que un hijo de Moon, Phillip Youngjin Moon, cometió suicidio a la edad de 21 años cuando en Octubre de 1999 saltó al vacío desde el balcón del piso 17 del Harrah’s Hotel en Reno, Nevada. La secta ha tratado de ocultar esta desgracia desde entonces, pero las autoridades dictaminaron que fue un suicidio.

El propio Moon tiene en su haber el divorcio de su primer matrimonio y algunos investigadores dicen que entre su primera esposa y la actual hubo 2 esposas más.

Como vemos, no estamos frente a la familia perfecta, libre de pecado original. Los cristianos somos llamados a seguir las pisadas de Cristo y a ser imitadores de él. No debemos imitar ni seguir las pisadas de la familia Moon, porque nos meteríamos en serios problemas.

Casamiento, el rito máximo

moonparejas2

Todos en mayor o menor medida hemos visto en las noticias con relativa frecuencia las ceremonias de matrimonios múltiples realizados por la secta Moon. Los medios de comunicación no dejan de informar, aunque en breve, estos casamientos al por mayor realizados en un estadio, simultáneamente llevados a cabo en diferentes países vía satélite.

El objetivo de estas ceremonias es traer a toda esta gente bajo el manto salvador, o la sombrilla de los Padres Verdaderos. Moon dice que el matrimonio es esencial porque Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, varón y hembra (polaridad), juntos representan a Dios, y solamente casados podrán entrar en el Reino de Dios.

En estas ceremonias los participantes hacen los siguientes votos: matrimonio eterno (parecido a los mormones), criar los hijos propiamente y respetar a la humanidad en general, vivir vidas altruistas, exaltar los valores morales y la fidelidad absoluta, todo esto comprendido en un juramento a los Padres Verdaderos.

Los participantes pueden ser matrimonios ya establecidos desde hace un tiempo, como parejas cuyos integrantes no se conocen o se conocen por primera vez durante la ceremonia. Es sabido que la secta selecciona las parejas, en otras palabras, decide quien se va a casar con quien.

Sarcásticamente podemos anotar que si en la actualidad el 50 % de matrimonios resultantes de un período de noviazgo aceptable  y que han llegado a conocerse bien en una sociedad relativamente estable, terminan en divorcios, ¿qué podemos esperar de estas olas de casamientos donde las parejas se conocen el día anterior a la ceremonia y donde ni él ni ella saben en suerte quién será su pareja? Si para muchos el matrimonio es una lotería, ¿cómo podemos llamar o calificar el estilo o método de Moon? ¿Ruleta rusa? Bien dijo alguien en sentido humorístico que Moon debe estar en complicidad con alguna asociación global de abogados especialistas en divorcio.

En el sentido doctrinal, todo esto de los matrimonios está en relación directa con la salvación. Nosotros debemos rechazar esto con bases bíblicas. El matrimonio no tiene un alcance sacramental, ni su constitución equivale a la salvación del hombre. Para la secta el matrimonio tiene la virtud de purificar la sangre a través de la bendición que se imparte en el acto llamado “El día de la Bendición”.

Leyendo la literatura de la secta, concluimos que Moon ha hecho de la familia el camino de la salvación. Se proclama como el Señor de la Segunda Llegada y el único que podrá solucionar o restaurar la familia. No ofrece redención por Jesucristo, sino que la redención está en sus manos, porque el Mesías ya está entre nosotros y ha nacido en Corea. La Biblia, por el contrario, dice que no hay otro nombre, aparte de Jesucristo por el cual podemos ser salvos (Hch. 4:12).

El NT es muy claro con respecto a la salvación. La enseñanza es cristalina y no permite ambigüedades: “La sangre de Jesucristo es la que nos limpia de todo pecado” (1 Jn. 1:9). Todo lo demás es harina de otro costal, material para telenovelas, cuentos para dormir a los niños.  

Nosotros como cristianos no podemos dejar de mencionar cuán importante es la familia y de reconocer el estado deplorable que atraviesa la institución. Como ministros del evangelio apoyamos todos los esfuerzos que se hagan para preservar y exaltar la familia, como una expresión más de nuestro amor y lealtad a Cristo y el Evangelio.

Pero debemos aclarar que no nos unimos a estas cruzadas ni a los otros eventos que realiza la secta Moon bajo otros nombres, ni a los esfuerzos de los mormones y otros a favor de la familia, porque al hacerlo estaríamos legitimando movimientos heréticos que presentan un falso Jesús, un falso evangelio y un falso espíritu.

Conclusión: Hemos presentado un breve perfil de la secta en tres partes. El estudio no fue exhaustivo por razones de espacio y la aproximación que le hemos dado es global, usando la lógica y mostrando la absurdidad de las creencias de la secta, ya que no quisimos enterrarlos en un bosque de versículos bíblicos. Como hemos visto, estamos frente a un embustero de los tantos que circulan hoy en día. El Rev. Moon y sus secuaces pueden ser catalogados tranquilamente como agentes directos de Satanás. Lamentablemente arrastran con ellos una multitud de almas simples que no saben discernir su mano derecha de la izquierda.<>

Obras de referencia

El Principio Divino
Unification Church (J. Isamu Yamamoto, Zondervan)
True Love and True Family (publicación de la secta)
The Watchman Expositor Journal (Watchman Fellowship, Inc., Vol, 13, No. 5)
Cristo o Moon (Guillermo Milován, Impresora Logos, Uruguay)

Book your tickets