¿Testigos de Jehová o Embajadores de la Muerte?

apologetics400

¿Testigos de Jehová

o Embajadores de la Muerte?

awake

Fotos de  niños que murieron por rehusar una transfusión de sangre. La revista Awake los presenta orgullosamente.

Con fecha de Noviembre 19 nos llega un comunicado de UOL Noticias reportando que el sábado pasado (14) los médicos de la Unidad de Emergencia de Agreste, Brasil, enfrentaron un dilema para salvar la vida de una joven de 18 años que fue atropellada por  un vehículo. La joven, miembro de los Testigos de Jehová, presenta un cuadro de traumatismo craneano con perforación y una acentuada anemia [2].

Los médicos del establecimiento opinan que el tratamiento indicado sería una transfusión de sangre para estabilizar la presión sanguínea, pero los padres de la joven solicitaron la cancelación del procedimiento alegando convicciones religiosas.

Ante la notoriedad del caso, la Secretaría de Salud del Estado, administradora de la unidad, resolvió que se tomaran todos los pasos necesarios para intentar salvar la vida de la joven, independientemente del consentimiento familiar. Antes de llegar a la decisión, la familia había suministrado un medicamento, Eritropoetina, que ayudaría al cuerpo de la joven a producir sangre como sustituto de la transfusión. Los médicos aseguraron que el remedio no tuvo efecto y que el estado de la joven se agravó.

Cinco días luego del accidente (Nov. 19), los médicos reportan que la joven sigue en estado grave pero estable. Cuando se les preguntó si se le había dado una transfusión se negaron a contestar, no sin aclarar que se está haciendo todo lo posible por salvar la vida del paciente, y que la constitución garantiza el derecho a la vida del paciente, independientemente de color, raza, credo o religión.

La familia declara que no recurrirá a la justicia

La familia se negó a hablar con los periodistas, pero un anciano de los Testigos de Jehová, Jailton Vieira, habló en nombre de los padres y explicó que la madre de la joven no piensa ir a la justicia para impugnar la conducta de los médicos o del hospital que realizó la transfusión. Como en realidad no se sabe a ciencia cierta si hubo tal transfusión debido al sigilo mostrado por las autoridades médicas, yo pienso que ésta es la razón por la cual los padres o la organización de la secta no han procurado la intervención de un juez. Claro, es una especulación de mi parte.

Vieira dijo que existen tratamientos alternativos en lugar de la sangre, a los que la jovencita estaría respondiendo positivamente si se hubiera optado por ellos en el hospital. Manifestó, además, que existe una comisión integrada con más de 60 médicos que apoyan los tratamientos alternativos al uso de sangre. Sin embargo, el doctor hematologista y presidente del Sindicato de Médicos de Alagoas, Wellington Galvao, afirmó que el medicamento llevado por la familia (que ayuda a la médula a producir más sangre) demora mucho tiempo en hacer efecto. “En una paciente con politraumatismo, el organismo no respondería”, agregó el doctor.

El recuento de los daños

En lo que pudo haber sido una reprensión velada a la joven y a los padres, el anciano de los Testigos de Jehová mencionado anteriormente dijo que todo miembro de la organización debe cargar consigo una declaración o documento rechazando las transfusiones. Atenuó la fuerza de sus palabras diciendo que “como se trató de un caso de urgencia, no sabemos si ella portaba el documento”. El anciano agregó, según la noticia, que su religión no acepta las transfusiones por “preferir la Palabra de Dios a la palabra de los hombres”. “La Biblia habla de la prohibición del uso de sangre tan explícitamente como habla de evitar la idolatría o el sexo antes del casamiento”, concluyó.

Este breve artículo no es la plataforma indicada para refutar la posición de los Testigos de Jehová, pero suficiente es decir que cometen la falacia del anacronismo, o sea, transportar un concepto o práctica moderna miles de años hacia el pasado. Las transfusiones de sangre no existían en los tiempos bíblicos. Ni que mencionar la diferencia entre comer sangre y una transfusión, pero eso lo dejamos para otra ocasión.

El punto a resaltar aquí es que el romance de los Testigos de Jehová con la muerte es una vieja historia. Sabemos que cuando se inventaron las vacunas prohibieron a sus seguidores vacunar a sus hijos. Luego prohibieron los transplantes. Ambas prohibiciones fueron levantadas años más tarde. Solamente Dios, en su inmenso conocimiento, sabe cuántos niños y adultos murieron o contrajeron enfermedades debido a estas prohibiciones arbitrarias.

El romance con la muerte continúa hoy más intenso que nunca en el tema de las transfusiones. Han convertido la prohibición en un símbolo de heroísmo y un estandarte de fidelidad a Dios. Tengo razón cuando cuento a los Testigos de Jehová entre las Sectas de la Muerte.

Pablo Santomauro.

1)     http://www.cftf.com/comments/kidsdied.html

2)     http://noticias.uol.com.br/cotidiano/2009/11/19/ult5772u6253.jhtm

Book your tickets