Oral Roberts ¿Un hombre de Dios?

apologetics400

Oral Roberts

¿Un hombre de Dios?

por PabloSantomauro

 oralroberts

El predicador Oral Roberts falleció el pasado 15 de Diciembre (2009) a los 91 años de edad. Roberts fue un pionero en materia de televangelismo – comenzó a usar el medio en el decenio de 1950. Fue notorio por el uso de baratijas que a cambio de una donación enviaba a los “fieles” con la promesa de recibir un milagro de parte de Dios. Entre las bagatelas ofrecidas tenemos: viales con aceite especial para ungir las libretas de cheques y el efectivo de las billeteras, y las candelas, alfombras y pañuelos  de oración. En una ocasión se envió a los posibles donantes una foto de Oral Roberts y su hijo, Richard, para que ésta fuera posicionada de modo que la sombra de la foto se posara sobre un paño de oración y una “semilla de fe” (cheque o giro), como una forma de “liberar” la fe.  Tampoco faltaron las cartas dirigidas a individuos de avanzada edad sugiriendo que estos recordaran el ministerio de Roberts en sus testamentos. No hubo límites para la inventiva maquiavélica de Roberts.

En 1977, Roberts reclamó haber recibido una revelación en visión en la cual Dios le ordenó construir el City of Faith Medical Center. Sucesivamente, dijo que vio a un Jesús de 275 metros (900 pies) de alto, quien le dijo que el centro médico tendría mucho éxito. El establecimiento abrió sus puertas en 1981 pero cerró en 1989 financieramente arruinado. Este lamentable final significa que tanto Dios como Jesucristo se convierten en mentirosos. Teniendo en cuenta que Oral Roberts siempre reclamó representar al Dios de la Biblia, y ésta dice que Dios no miente (Núm. 23:19; Tit. 1:2; He. 6:18), podemos concluir que Roberts mintió o de lo contrario estaba mentalmente trastornado cuando hizo públicas sus declaraciones. Cualquiera sea el caso, estamos frente a un falso profeta.

Como si lo anterior fuera poco, Roberts también afirmó en 1983 que Jesús se le apareció en persona (no en visión) y le dijo que encontrara una cura para el cáncer a través de la obra del City of Faith. La cura, por supuesto, no fue encontrada, lo que nos deja con la pregunta de cómo Jesús le pudo decir algo así a Roberts si él sabía que la cura no sería encontrada. Más adelante Roberts intentó dar explicaciones por Dios aduciendo que el obvio fracaso fue considerado por Dios un éxito, ya que el objetivo de todo esto era mostrar al mundo y las siguientes generaciones que la medicina y las oraciones deberían confluir o fusionarse. Esto tiene menos sentido que una bicicleta en una carrera de Fórmula 1, pero como dice el dicho, el sentido común es el menos común de los sentidos, especialmente entre los cristianos modernos, por lo cual Roberts (al igual que otros personajes del mundo carismático) pudo seguir explotando a la gente con impunidad.

El caradurismo de Roberts alcanzó su pináculo en Enero de 1986 cuando reclamó que Dios le había dicho que debería juntar 8 millones de dólares para enviar misioneros médicos al mundo. Agregó que si para Marzo del mismo año no alcanzaba a colectar la suma, Dios le llevaría a casa (no sabemos si lo mataría o lo trasladaría como lo hizo con Enoc). Si juntó o no juntó la suma nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que el dinero obtenido fue usado para mantener andando la clínica City of Faith, no para otorgar becas a misioneros. Todo parece indicar que Roberts perdió el temor de que Dios se lo llevara “a casa”.

Doctrina

Oral Roberts siempre enseñó el Evangelio de la Prosperidad, la idea de que Dios quiere que todos los creyentes sean ricos, saludables y felices. Esta doctrina ha sido desenmascarada ampliamente por años, sin embargo siempre habrá crédulos que caerán en las manos de aves de rapiña como Roberts, Benny Hinn, Kenneth Copeland, Joyce Meyer, Creflo Dollar y otros.

El pasaje favorito de Roberts era 3 Juan 2: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. El pasaje es usado por muchos en el movimiento de la Confesión Positiva para hacerle creer a la gente que “prosperar” es una referencia a prosperidad económica. Estos falsos maestros escogen ignorar que la palabra “prosperar” (euodoo) es usada sólo cuatro veces en la Escritura y no significa prosperar en el sentido de obtener posesiones materiales, sino que expresa “el deseo de que todo vaya bien”. Por ello es que la NVI traduce el verso, “Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente”. Pablo usa la misma palabra en Romanos 1:10 cuando dice que está orando para que, por la voluntad de Dios, él pueda tener un “próspero viaje” a Roma. ¿Esperaba Pablo hacer un montón de dinero en este viaje? Es obvio que no estamos frente a maestros que son ignorantes del lenguaje bíblico, sino saqueadores profesionales.

Prueba de que el evangelio de la “semilla de fe” de Roberts es un fraude es que la Oral Roberts University y sus aventuras médicas en general, fueron siempre estrepitosos fracasos financieros. ¿Falló Oral Roberts y su hijo Richard (su sucesor) en plantar su propia semilla? A juzgar por los escándalos financieros, la malversación de fondos del ministerio en beneficio de la familia Roberts, y la deuda en que se encuentran sus operaciones, sí. Es claro que ni Oral  ni sus familiares creen en lo que enseñan.

Roberts fue un falso profeta (como hemos visto) y un falso maestro que promovió muchas doctrinas aberrantes además de la conocida “semilla de fe”, la  noción de que enviando dinero a su ministerio Dios proveería al donante con bendiciones y riquezas multiplicadas grandemente. Durante sus años de tropelía financiera y mendicidad organizada, Roberts apoyó ministerios altamente impíos como en el caso de la Bendición de Toronto, el invento del llamado “Barman del Espíritu Santo”, Rodney Howard Browne, y el ministerio de Jim Bakker, quien fue enjuiciado por actividades financieras ilegales. Oral Roberts dijo haber recibido revelación directa de Dios acerca de la inocencia de Bakker, quien no sólo cometió delitos financieros, sino que también fue un adúltero.

 Sanación Divina

¿Cuántas personas sanó Dios por medio de Oral Roberts? Nuestro amigo nunca presentó pruebas médicas de una sola sanidad. Todos sus reclamos de sanidad nunca fueron en referencia a alguna enfermedad visible. Todas sus sanidades fueron de afecciones tipo invisible que no pueden ser verificadas médicamente (dolores de cabeza, etc.).  

Oral Roberts a menudo reclamó haber resucitado a gente de la muerte. Lamentablemente, a pesar de los desafíos planteados para que su ministerio presentara pruebas y testigos de tales resurrecciones, Oral Roberts nunca proporcionó ninguna información que verificara sus afirmaciones.

La paradoja en todo esto es que nuestro gran sanador, el Sansón de las cruzadas de milagros, pasó gran parte de su vida rapiñando dinero supuestamente para ser invertido en la investigación de enfermedades por un lado, y por el otro promovía el Evangelio de la Sanidad, en el cual Dios, y solamente Dios es el que sana. ¿Para qué tanto dinero utilizado en investigaciones médicas si todo lo que hay que hacer es reclamar la sanidad divina (por una donación,por supuesto)? Esta es otra realidad que denuncia mejor que las palabras el fraude espiritual de Roberts.

La nota triste, pero igualmente reveladora, es que Roberts no pudo salvar la vida de uno de sus propios nietos, quien murió dos días después de nacer. Y eso que su compañero de oración durante ese tiempo fue Kenneth Hagin, otra “columna” de la sanidad divina.

Oral Roberts enaltecido

El fallecimiento de Oral Roberts fue seguido de innumerables manifestaciones de condolencia en círculos cristianos. Ciertamente nos unimos a ellas como corresponde a cristianos sensibles. Nuestro más sentido pésame para su familia. Pero lo que más me llamó la atención fueron las palabras de elogio hacia la labor y trayectoria de Roberts, no necesariamente de parte de aquellos que son pájaros de su mismo plumaje y medran con sus mismos métodos, sino de sectores evangélicos conservadores. Billy Graham, por ejemplo, expresó que Oral Roberts “fue un gran hombre de Dios y un gran amigo de ministerio … Espero con ansias el día en que veré a Oral y Evelyn [su esposa] otra vez en el cielo – nuestra morada eterna”. [1]

Franklin Graham, a su vez, dijo: “Oral Roberts era amado y admirado por millones alrededor del mundo. Yo agradezco a Dios por su amistad y su piadoso ejemplo, y su fidelidad en el ministerio. Será extrañado inmensamente”. [2]

Jack Hayford, presidente de la Iglesia Internacional Cuadrangular, declaró: “Si Dios no hubiera levantado el ministerio de Oral Roberts, el movimiento carismático nunca hubiera surgido … Oral conmovió la vision panorámica con el sentido práctico  y la realidad inescapable de todo el ministerio de Jesús. Sus enseñanzas y conceptos fueron fundacionales para  la renovación que barrió por toda la iglesia”. [3]

Estas declaraciones son sorprendentes, sobre todo viniendo de los Graham. Podemos entender las de Hayford, que es un carismático moderado y suele mostrar un pobre discernimiento doctrinal, pero mi punto es que la muerte no debe silenciar la verdad y este es el caso de muchos cristianos conservadores, quienes han escogido no tomar en cuenta 50 años de falsa doctrina, la explotación del vulnerable y los reclamos falsos de Oral Roberts, y han preferido llamarle “un gran hombre de Dios”.

Diciembre 15, 2009: Oral Roberts ingresó en la eternidad. <>

————————————-

1)     http://www.christianpost.com/article/20091216/billy-graham-joel-osteen-react-to-oral-robert-s-death/index.html

2)     http://www.christiannewswire.com/news/938812472.html

3)     http://www.cnn.com/2009/US/12/15/oral.roberts/index.html

Book your tickets