POEMA DE DOLOR

image-43

POEMA DE DOLOR
 
¿Existe algo más doloroso,
que por un hijo ser traicionado?
Es un sorpresivo terremoto;
cuyo epicentro cayó a tu lado.

Vemos nuestra casa derrumbarse,
aquello que por años construímos;
cuando un hijo ha sido ingrato,
a todo el amor que le dimos.

Preguntas invaden nuestra mente,
como saetas nuestras emociones desgarran;
nuestro ser entero se estremece,
mientras nuestra alma se desangra.

¿Deberíamos haber hecho algo diferente?
¿En qué como padres hemos fallado?
No podemos comprender,
que nuestro hijo nos haya defraudado.

Durante las primeras noches,
nuestro corazón ha gemido de dolor;
bañados nuestros rostros de lágrimas,
rogamos por paz a nuestro Consolador.

Oramos que nuestro hijo,
genuinamente reconozca su pecado;
y el Espíritu Santo le recuerde,
que el Amor de Dios, de él no se ha apartado.

¡Señor Tú nos has prometido,
nuestra carga ligera hacer;
nuestra vida llena de Tu gracia,
y no nos dejes desfallecer!

En el firmamento de nuestra vida,
muéstranos Tu arco iris de esperanza;
y que nuestros labios nunca cesen,
de rendirte honor y alabanza.

Autor:
Sergio A. Perelli
“Amigo de Jesús”

Book your tickets