¿Quieres ir a un Súper Tazón?

image-43

¿Quieres ir a un Súper Tazón?”

El juego del Súper Bowl XLIV celebrado en el Estadio Sun Life de la ciudad de Miami concluyó y los Santos de Nueva Orleáns son los nuevos monarcas de la Liga de Fútbol Profesional Norteamericana conocida con las siglas en inglés NFL.

No soy un aficionado a éste tipo de fútbol, pero me uní a mis dos hijos para presenciar el cuarto y último período de la Edición 44 de éste encuentro deportivo que acapara la atención de millones de personas en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

Un minuto antes de que el reloj marcara la finalización oficial del afamado juego, la celebración de los jugadores y del cuerpo técnico de los Santos ya había comenzado, debido a la seguridad que ellos tenían de que el oponente ya no tenía suficiente tiempo para revertir el marcador.

Y como es costumbre, entre los actos de los festejos previos a recibir el codiciado trofeo Vince Lombardi; algunos jugadores de los Santos tomaron la cubeta llena de agua o jugo y hielo y corrieron hacia su coach para bañarlo con el contenido de la misma.

Inmediatamente, mi mente se transportó a aquel día en la Nueva Jerusalén, cuando los SANTOS de toda nación, tribu y lengua, coronemos a Jesús como REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

¿Te has imaginado la escena?

Y, ¿te has imaginado la escena, siendo tú parte del más grande Súper Tazón que jamás se haya celebrado en éste mundo caído?

Pero, también debes saber que nuestro adversario el diablo no desea que nosotros lleguemos a ser parte del Súper Tazón en la Nueva Jerusalén y siendo que odia a los discípulos del Maestro hará todo lo posible para dejarnos fuera de la celebración y de vivir con Nuestro Señor por la eternidad.

El apóstol Juan recibió del mismo Jesús las palabras siguientes:

El que VENCIEREheredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo” (Apocalipsis 21:7)

Las buenas noticias es que como Pablo, nosotros podemos estar seguros de que “somos más que VENCEDORES por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37)

Nosotros tenemos un COACH que nos ha dejado no solamente Su ejemplo para poder VENCER, sino que también nos ha proporcionado gratuitamente toda la indumentaria necesaria (Efesios 6:11-17) para que al final de nuestra vida logremos ser parte del equipo ganador; los SANTOS de la Nueva Jerusalén.

Y la misma promesa que Jesús le hizo a la Iglesia en Esmirna, nos la ofrece a nosotros en el día de hoy:

Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la CORONA DE LA VIDA” (Apocalipsis 2:10)

La Biblia no nos dice cómo será la “corona de la vida”, pero sí está escrito:

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9)

Si amamos a Dios de todo corazón, si somos obedientes a las instrucciones de nuestro COACH y permanecemos fieles hasta el día de nuestra muerte, entonces sin lugar a dudas estaremos con los SANTOS de todas las edades, en el gran Super Tazón de la Nueva Jerusalén.

¡Qué grato será escuchar de los labios de Jesús pronunciar las palabras siguientes:

“Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré: ENTRA EN EL GOZO DE TU SEÑOR”! (Mateo 25:21)

Gracia y Paz
Sergio A. Perelli
“Amigo de Jesús”

Book your tickets