Esa peculiar mentalidad atea

apologetics400

Esa peculiar mentalidad atea

por Pablo Santomauro

Recientes cables noticiosos nos informan que en el vestíbulo de la Universidad de Humanidades de Texas, en San Antonio, se exhibieron  pósters hechos a mano anunciando: “Pornografía gratuita: canjee sus libros sagrados (Biblia, Corán, Vedas) por material pornográfico”.

Los carteles son auspiciados por un grupo estudiantil llamado La Agenda Atea y fueron desplegados por tres días a principios de Marzo. La idea detrás del programa de canje, llamado “Obsceno por Obsceno”, es que los textos religiosos contienen material tan atroz que cambiarlos por pornografía sería de beneficio para los lectores. Brian Talker, portavoz del grupo ateo, expresó que los libros sagrados están tan llenos de genocidio, misoginia y conceptos ridículos que en cierta forma eclipsan las buenas exhortaciones como amar al prójimo, por lo tanto es mejor leer pornografía ya que no es tan impúdica.

Otro miembro del grupo expresó que el programa de canje también pretende ser una bofetada a los líderes religiosos y la hipocresía de su condenación contra la pornografía. El estudiante manifestó: “Los repugnantes y depravados actos en la Biblia, el Corán y las Vedas, superan por lejos el impacto de cualquier imagen pornográfica”.

Aunque parezca inverosímil, las autoridades universitarias permitieron este insulto gratuito a la gente de fe aduciendo que la Universidad de San Antonio es un lugar de libres ideas y los estudiantes tienen el derecho constitucional de expresarlas. Esto por sí solo revela el grado de permisividad moral al que puede llegar la cúpula intelectual de una nación cuando el secularismo liberal toma control.

La historia en sí no es más que una muestra de la nueva mentalidad atea. Ante la frustración de ver que sus ideas no prosperan han recurrido al ataque desleal e indocto contra el texto bíblico. Si bien procuran dar a entender que su enfermiza agresividad va dirigida a todas las religiones, el blanco principal de sus arremetidas es el cristianismo, y en este caso particular, el texto bíblico. Sus puntos de referencia son principalmente las guerras y el sistema de esclavitud del Antiguo Testamento, y las acciones inmorales de ciertos personajes en la Biblia. Sobre el primer tema, un servidor ha escrito suficiente, a pesar de la modestia de su producción,  para demostrar que los argumentos ateos carecen de credibilidad debido a su falta de respaldo académico y de seriedad. El lector puede informarse en los siguientes links:

¿Cómo puede un Dios de amor mandar exterminar pueblos enteros?

http://pastordanielbrito.wordpress.com/2009/04/17/%C2%BFcomo-puede-un-dios-de-amor-mandar-exterminar-pueblos-enteros/

¿Aprueba la Biblia la esclavitud? Una respuesta al ateo San Harris

http://pastordanielbrito.wordpress.com/2009/05/07/%C2%BFaprueba-la-biblia-la-esclavitud-una-respuesta-al-ateo-sam-harris/

El segundo punto de las uvas agrias para estos ateos son las historias bíblicas donde actos de inmoralidad son cometidos, tal como las hijas de Lot teniendo relaciones sexuales con el padre, David cometiendo adulterio, la poligamia, etc. El error de apreciación consiste en suponer que todo lo que la Biblia registra cuenta con la aprobación de la Biblia (o de Dios per se). En su ceguera intelectual entienden erróneamente que la Biblia enseña  la inmoralidad, en lugar de comprender que simplemente está narrando hechos cometidos por gente pecaminosa sin tratar de ocultar la maldad del corazón humano. En el caso de la poligamia, por ejemplo, es erróneo afirmar que la Biblia la aprueba. Por información al respecto, por favor ir a:

¿Fue la poligamia aprobada por Dios?

http://pastordanielbrito.wordpress.com/2009/06/08/%C2%BFfue-la-poligamia-aprobada-por-dios/

Por último, digamos que causa gracia ver a los ateos estableciendo estándares morales y determinando qué es más o menos moral. La confusión es evidente cuando vemos que recomiendan material pornográfico sin tener en cuenta los efectos nocivos y siniestros de la industria pornográfica en nuestra sociedad. Es cierto que el ateo puede reclamar tener principios morales. El problema es que en el análisis final no puede justificar esos principios.

El ateo puede desgañitarse argumentando que el racismo, el odio y el genocidio son cosas malas, pero si no se tiene un estándar absoluto de moralidad (Dios), ¿cómo pueden estas cosas se malas?  El ateísmo no tiene un cimiento en el cual afirmar la conciencia del hombre en materia de obligaciones morales. Sin Dios, los valores morales objetivos no tienen donde sujetar el ancla. Puesto de otra forma, no se puede saber dónde está el sur moral sin un compás que apunte al norte.

Dios es nuestro compás moral. No pueden haber leyes morales sin un Legislador Moral. El Dios de la Biblia es la persona perfectamente moral que establece todo estándar moral en el  universo. <>

Book your tickets