Similitudes entre el Cristianismo y las leyendas paganas ¿Prueban algo?

apologetics400

Similitudes entre el Cristianismo y las leyendas paganas

¿Prueban algo?

Estimados señores Del Centro de Investigaciones Religiosas:

Aquí les envío una leyenda Africana que apoya la teoría de que el Cristianismo y la Biblia copiaron de la mitología pagana.

“La luna creó el primer hombre, Ba’atse, modelando su cuerpo de barro, rodeándolo despues de una piel y derramando sangre en él. Cuando el hombre empezó a respirar, Mugu (Dios) le dijo en voz baja al oido: Tu engendrarás hijos que poblaran la selva. Pero diles mi mandamiento, y que ellos se lo digan a su vez a sus hijos: De todos los árboles de la selva podeís comer, pero del árbol tahu no comereís, porque si lo haceís, habréis de morir. Entretanto, Ba’atsi ha subido al cielo, donde se ha fundido con el ser supremo. Los hombres vivieron felices hasta el día en que una mujer embarazada, movida por un ansia irresistible, importunó de tal manera a su marido para que éste le llevara fruta del árbol tahu, que él, pese al mandamiento divino, cedió al deseo de su mujer y cogió fruta durante la noche, la peló y escondió las cáscaras entre el follaje.Pero la luna lo había visto todo y lo había comunicado inmediatamente a Mugu: Los hombres que tú has creado han trasgredido tu mandamiento, han comido del fruto del árbol tahu.Mugu se encolerizó tanto por la desobediencia de los hombres que, como castigo, les envió la muerte”.

(Sobre los bambuti, pigmeos africanos, nombrado por P. Schebesta en su libro La religión de los primitivos, Cristo y las religiones de la tierra. Ed. F. König 1968)

Nuestra respuesta:

Suponiendo que el mito presentado existiera en realidad, y teniendo en cuenta que algunas similitudes difusas y lejanas nos recuerdan la historia de la creación y la caída del hombre, ¿prueban algo estos paralelos?

¿Prueban que el cristianismo copió las ideas del paganismo? ¿O prueban que los hombres que vivieron antes de Cristo tenían conocimiento de Dios? Si es así, es obvio que en el pasado lejano sí lo tuvieron y lo rechazaron, siendo este tipo de leyendas el producto de su rebeldía o de su alejamiento de Dios en forma gradual. Estos mitos no son prueba de que los  hombres buscaban a Dios, sino lo contrario, son prueba de que lo rechazaron, pero guardaron las formas rechazando la sustancia.

Muchos parecen pensar que el cristianismo para ser verdad tiene que ser único en sus planteos. La falacia consiste en que las similitudes a grandes rasgos entre el cristianismo y los mitos paganos, si algo prueban, es que el cristianismo es verdad. Por ejemplo, la historia de los pigmeos bambuti sólo demuestra que los hombres saben inherentemente que hay un ser supremo, que los hombres fueron creados, y que la muerte no es natural sino un castigo por la desobediencia de sus ascentros. Otro ejemplo es la tendencia humana a concebir durante la historia personajes sobrenaturales quienes, al igual que Jesucristo, median entre los hombres y Dios. Esto demuestra que los humanos deducen correctamente que tienen la necesidad de tal mediador.

Puntos de contacto entre el cristianismo y otras religiones serían perjudiciales para el cristianismo si pudieran probar que los reclamos de los postulados, historias y personajes bíblico-cristianos  fueron imitados, prestados o copiados. No basta señalar aspectos paralelos que simplemente emanan de la misma fuente psicológica que es común a todos los humanos, o sea el instinto religioso innato que los cristianos consideramos como un don de Dios.

No existe un solo caso en el cual el Cristianismo pueda ser acusado de haber pedido prestada alguna doctrina central de otra religión. Ya hemos escrito, por ejemplo, sobre el estrepitoso fracaso del documental Zeitgeist y otros intentos absurdos de adjudicar al Cristianismo orígenes paganos.

Ninguna de las teorías fabricadas por los escépticos para demostrar que el Cristianismo es falso porque contiene supuestos elementos paganos, es creíble o convincente. Hay algunos argumentos contra el Cristianismo que parecen ser bien razonados, pero éste no es uno de ellos.<>

Sinceramente:

Pablo Santomauro

Book your tickets