‘MIS AMIGOS” LOS ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA – Parte XVIII

image-43

“MIS AMIGOS” Los Adventistas Del Séptimo Día

Parte: XVIII

Usted ya tiene que haber captado al extremo que la Iglesia Adventista Del Séptimo Día ha llevado el asunto de la observancia del Sábado como día de descanso o reposo.

Una síntesis de lo que ya he compartido podría ser:

NO ES CONCEBIBLE QUE LA IGLESIA VERDADERA OBSERVE OTRO DIA QUE SU DIA” (ver Parte: XVII)

¡Si Usted OBSERVA OTRO DIA QUE SU DIA, Usted no es parte de la IGLESIA VERDADERA!

¿Y cuál es la IGLESIA VERDADERA? ¡No me diga que todavía no se ha dado cuenta o como dicen en México no le ha caído el veinte!

La pregunta que Usted debería hacerse a continuación es ¿qué pasa si yo no me uno a la IGLESIA VERDADERA QUE OBSERVA EL SABADO COMO DIA DE REPOSO?

Antes de continuar tengo que aclarar nuevamente que los Adventistas no creen en el “Rapto” o “Arrebatamiento de la Iglesia”; sino que ponen a los capítulos de Mateo 24 y 25 en una sola bolsa y de ésa manera las Señales del Fin deben cumplirse antes de la Segunda Venida de Cristo, por lo tanto la Iglesia va a permanecer en la Tierra durante la manifestación del Anticristo y de la Gran Tribulación.

Y aparte de que los Adventistas tienen una interpretación muy particular de la Profecía de las Setenta Semanas (Daniel 9); asimismo creen que al fin de los tiempos, la Iglesia Católica Apostólica y Romana, el Anticristo, el Protestantismo apóstata y los Gobernantes del mundo entero se unirán con el fin de promulgar una Ley Dominical y así imponer la Observancia del Domingo

Elena White, profetizó al respecto que “Una vez que el sábado llegue a ser el punto especial de controversia en toda la cristiandad y las autoridades religiosas y civiles se unan para imponer la observancia del domingo, la negativa persistente, por parte de una pequeña minoría, de ceder a la exigencia popular, la convertirá en objeto de execración universal. Se demandará con insistencia que no se tolere a los pocos que se oponen a una institución de la iglesia y a una ley del estado…El pueblo de Dios se verá entonces sumido en las escenas de aflicción y angustia descritas por el profeta y llamadas el tiempo de la apretura de Jacob… ‘¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto, que no hay otro semejante a él: tiempo de angustia para Jacob; mas de ella será librado.’ (Jeremías 30:5-7)(1)

Es obvio que cuando la Sra. White, hace referencia al “pueblo de Dios”, a una “pequeña minoría” y a los “pocos”; la dirección de sus palabras es dirigida intencionalmente a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo, aunque según ella Dios también tiene un remanente fiel en todas las iglesias que algún día saldrán de Babilonia para unirse a los que “guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús”.

¡No se desanime…16 millones de Adventistas están orando por Usted para que salga pronto de las tinieblas a la “luz menor” que solamente ellos tienen y que están ansiosos de compartirla con su persona!

¿Qué le va a pasar si no se une a la Iglesia Adventista Del Séptimo Día y permanece observando el Domingo? (Continuará)

(1) White, E.G.de; El Conflicto De Los Siglos, págs. 673, 674, 

Book your tickets