‘MIS AMIGOS” LOS ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA – Parte XXIII

image-43

“MIS AMIGOS” Los Adventistas Del Séptimo Día

Parte: XXIII

¿Ya le advirtió a su pastor acerca del destino final que le aguarda por no haber reconocido a tiempo que el cuarto mandamiento del Decálogo es el “SELLO DEL DIOS VIVO”?

Si no lo convencí con las citas que expuse anteriormente extraídas de la “pluma inspirada de Elena G. de White”, he aquí algunas palabras adicionales de advertencia dirigidas exclusivamente a los líderes espirituales del cuerpo de Cristo.

“EL MINISTRO QUE SACRIFICO LA VERDAD PARA GANAR EL FAVOR DE LOS HOMBRES, discierne ahora el carácter e influencia de sus enseñanzas. Es aparente que un ojo omnisciente le seguía cuando estaba en el púlpito, cuando andaba por las calles, cuando se mezclaba con los hombres en las diferentes escenas de la vida. Cada emoción del alma, cada línea escrita, cada palabra pronunciada, cada acción encaminada a hacer DESCANSAR A LOS HOMBRES EN UNA FALSA SEGURIDAD, FUE UNA SIEMBRA; Y AHORA, EN LAS ALMAS MISERABLES Y PERDIDAS QUE LE RODEAN, EL CONTEMPLA LA COSECHA. ‘¡Ay de los pastores que pierden y que dispersan las ovejas de mi dehesa!…He aquí que yo os castigaré por la maldad de vuestros hechos. ¡Aullad, oh pastores, y clamad; y revolcaos en ceniza, oh mayorales del rebaño! Porque cumplidos son los días determinados para vuestro degüello; y os dispersaré,…y los pastores no tendrán adonde huir, ni los mayorales del rebaño adonde escapar.’ (Jeremías 23:1, 2; 25:34, 35)(1)

Le recuerdo al lector que cuando la Hermana White condena al “MINISTRO QUE SACRIFICO LA VERDAD PARA GANAR EL FAVOR DE LOS HOMBRES”, no es en cuanto a los temas del casamiento de una pareja homosexual, del aborto o de algún otro asunto con el cual el diablo ha traído división al seno de la iglesia; sino pura y exclusivamente en el contexto de la OBSERVANCIA DEL SABADO COMO DIA DE REPOSO.

“Los ministros y el pueblo ven que no sostuvieron la debida relación con Dios. Ven que se rebelaron contra el Autor de toda ley justa y recta. El rechazamiento de los preceptos divinos dio origen a miles de fuentes de mal, discordia, odio e iniquidad, hasta que la tierra se convirtió en un vasto campo de luchas, en un abismo de corrupción. Tal es el cuadro que se presenta ahora ante las vista de los que RECHAZARON LA VERDAD Y PREFIRIERON EL ERROR. Ningún lenguaje puede expresar la vehemencia con que los desobedientes y desleales desean lo que perdieron para siempre: LA VIDA ETERNA. LOS HOMBRES A QUIENES EL MUNDO IDOLATRO POR SUS TALENTOS Y ELOCUENCIA, VEN AHORA LAS COSAS EN SU LUZ VERDADERA. SE DAN CUENTA DE LO QUE PERDIERON POR LA TRANSGRESION, Y CAEN A LOS PIES DE AQUELLOS A QUIENES DESPRECIARON Y RIDICULIZARON A CAUSA DE SU FIDELIDAD…” (2)

¿Y ésos “pies que fueron despreciados y ridiculizados”, no serán los pies de los Adventistas del Séptimo Día?

¿Recuerda el lector que ya antes le previne que en todos los escritos Adventistas, hay mensajes subliminales?

Pero continuemos disfrutando de las cálidas y amorosas palabras de la Sra. White con respecto al fututo de los “MINISTROS” que “RECHAZARON LA VERDAD Y PREFIRIERON EL ERROR”

“Los hombres ven que fueron engañados. Se acusan unos a otros de haberse arrastrado mutuamente a la destrucción; PERO TODOS CONCUERDAN PARA ABRUMAR A LOS MINISTROS CON LAS MAS AMARGA CONDENACION. LOS PASTORES INFIELES PROFETIZARON COSAS LISONJERAS; INDUJERON A SUS OYENTES A MENOSPRECIAR LA LEY DE DIOS Y A PERSEGUIR A LOS QUE QUERIAN SANTIFICARLA.  Ahora, en su desesperación, ESTOS MAESTROS CONFIESAN ANTE EL MUNDO SU OBRA DE ENGAÑO. Las multitudes se llenan de furor. ‘¡ESTAMOS PERDIDOS!- exclaman- Y VOSOTROS SOIS CAUSA DE NUESTRA PERDICION’ Y SE VUELVEN EN CONTRA DE LOS FALSOS PASTORES. Precisamente aquellos que más los admiraban en otros tiempos PRONUNCIARAN CONTRA ELLOS LAS MAS TERRIBLES MALDICIONES. Las manos mismas que los coronaron con laureles SE LEVANTARAN PARA ANIQUILARLOS…LA OBRA DE DESTRUCCION EMPIEZA ENTRE LOS QUE PROFESARON SER GUARDIANES ESPIRITUALES DEL PUEBLO. LOS FALSOS CENTINELAS CAEN LOS PRIMEROS…NINGUNO ESCAPARA.” (3)

¿No cree Usted que después de lo que ha leído, tiene la obligación de  llamar a su pastor para persuadirlo que desde la próxima semana su iglesia debe comenzar a adorar a Dios el día SABADO? (Continuará)

(1-3) White, E.G.de; El Conflicto De Los Siglos, págs. 712-714
 
Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets