¿ PASTORES O PLOMEROS? Parte 6

image-43

¿PASTORES PLOMEROS?

Parte: VI

Autor: Sergio A. Perelli

En el artículo anterior de esta serie compartí un párrafo escrito por T.A.McMahon en la publicación El Llamado Bereano (TheBerean Call), en el cual su autor presenta algunas causas de la apostasía en la iglesia contemporánea y uno de ellos es que“cada vez menos profesos Cristianos en realidad creen en la suficiencia de la Palabra de Dios” y agregado a lo anterior“entre los evangélicos de hoy, hay muchos que son funcionalmente analfabetos en cuanto al conocimiento”.

¿Qué consecuencias se pueden esperar dentro de la vida espiritual y práctica de la Iglesia?

Si hay personas en una congregación que no creen en la suficiencia de la Palabra de Dios para la solución de sus problemas personales e interpersonales; la consecuencia lógica es que cualquier consejo Bíblico que brote de los labios de su Pastor tampoco va a ser suficiente y por lo general buscarán en la misma iglesia el ‘consejo’ de aquellos que les seguirán la corriente de sus acciones y los ‘comprendan’, o lo que es peor solicitarán el ‘consejo de expertos’, familiares y amistades que ni siquiera son hijos de Dios.

El problema no es nuevo, sino que comenzó en el Jardín del Edén cuando Adán y Eva decidieron por su propia voluntad escuchar y seguir la dirección de Satanás y no la de Dios; y aún los paganos conocen muy bien la historia de lo que ocurrió con ellos.

Las Sagradas Escrituras tienen advertencias muy severas para aquellos profesos seguidores de Dios cuando optan buscar una guía para sus vidas pero que no proviene de Su Palabra.

Jeremías escribió al respecto: “MALDITO EL VARON QUE CONFIA EN EL HOMBRE, y pone por carne su brazo, y su corazón se aparta de Jehová” (17:5)

Las palabras del profeta son contundentes: ¡HAY MALDICION PARA EL HOMBRE Y LA MUJER CUANDO PONEN SU CONFIANZA EN EL CONSEJO  QUE PROVIENE DEL HOMBRE!

El diablo en su astucia ha hundido a muchos Pastores en la depresión y el desánimo de hacerles creer que son incompetentes en suplir las necesidades emocionales de sus ovejas o en la resolución de problemas; y en su desesperación se han visto tentados a mezclar la Palabra de Dios con filosofías creadas por el hombre.

En otras palabras, han dejado de ser PASTORES y se han convertido en PLOMEROS y lo único que lograrán en sus ministerios es correr con ‘sus propias herramientas’ de un lado para el otro con el fin de detener ‘temporalmente’ el agua contaminada que brota de corazones que ya no creen que el AGUA DE LA VIDA es SUFICIENTE, pero que prefirieron “andar en consejo de malos” (Salmo 1:1)

La responsabilidad de los verdaderos PASTORES no es decirle a las ovejas lo que ellas ‘desean escuchar’ cuando desobedecen a Dios y se apartan del camino; sino lo que Dios desea que escuchen y esto solamente se encuentra en Su Palabra.(Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets