¡Mis Rodillas No Se Doblarán!

image-43

¡Mis Rodillas No Se Doblarán!

Autor: Sergio A. Perelli

Las palabras del título de este artículo, son una adaptación del mensaje de exhortación que Dios le dio a Elías cuando optó impulsiva y cobardemente huir de Jezabel, no mucho tiempo después de haber presenciado la mano poderosa de Jehová en el Monte Carmelo que culminó con la ejecución de los 450 profetas de Baal.

En 1 Reyes 19:18 leemos: “Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas RODILLAS NO SE DOBLARON ante Baal, y cuyasBOCAS NO LO BESARON”.

No es para mi persona ninguna novedad, que la religión del Islam haya ‘invadido’ Europa. Hace ya más de una década que vengo pregonando acerca de la penetración ‘pacífica’ de las hordas musulmanas en los países del Viejo Continente, lo cual también ha estado ocurriendo de una manera sutil en los Estados Unidos de Norteamérica, y pasivamente en todas las Américas.

¿Qué está haciendo una gran mayoría de los que pertenecen a la Iglesia del Siglo XXI y en especial la Hispanoparlante respecto a la temática expuesta? ¡Durmiendo! O mejor dicho: ¡Roncando!

Una y otra vez he escrito acerca de la ignorancia de las doctrinas básicas de las Sagradas Escrituras por parte de aquellos que profesan ser Cristianos Evangélicos; entonces no es de extrañar que muchos han sido seducidos a creer que Jehová y Alá son la misma persona, y de que Jesús y Mahoma fueron comisionados en diferentes épocas para revelarnos a Dios y llevarnos al Reino de los Cielos.

La sanidad y la prosperidad son la médula principal del ‘evangelio liviano’ de nuestros días; y son cada día menos los pastores y maestros seriamente dedicados a enseñar la sana doctrina a sus congregaciones.

Así que yo sin ser profeta y pájaro de mal agüero, tengo el presentimiento de que el Lago de Fuego y Azufre estará lleno de gente ‘sana y próspera’; que prefirieron su ‘comodidad personal’ en vez de defender al único Pastor y Obispo de las almas.

Si el Apóstol Pablo tuviera la oportunidad de volver a presentarse físicamente en diferentes partes del mundo, el mensaje que pregonaría a viva voz en las iglesias sería el siguiente:

“Ustedes corrían bien; ¿quién les impidió obedecer a la verdad? Esta persuasión no vino de Aquél que los llama…Yo tengo confianza respecto a Ustedes en el Señor de que no optarán por otro punto de vista; pero el que los perturba llevará su castigo, quienquiera que sea…¡Ojalá que los que los perturban también se mutilasen!” (Gálatas 5:7-12, Nueva Biblia De Los Hispanos).

Yo estoy comprometido a ser uno de los ‘siete mil’, así que “MIS RODILLAS NO SE DOBLARAN ANTE ALA, y MI BOCA NO BESARA EL CORAN” (Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets