Asistentes Ausentes

image-43

Asistentes Ausentes

Autor: Sergio A. Perelli

¿Asistentes Ausentes? ¿No es esto una incongruencia? ¡Sí lo es, pero los ‘asistentes ausentes’ están en todas las iglesias! ¿Quiénes son?

En primer lugar los ‘asistentes ausentes’ son los que participan esporádicamente de alguna actividad de la iglesia o con esfuerzo una vez por semana, meramente en cumplimiento de un rito religioso; y seguramente lo hacen para mitigar sus conciencias de otras problemáticas de orden espiritual o moral que existen en sus vidas.

El grupo de los ‘asistentes ausentes’, también se compone de personas que asisten a la iglesia no con la prioridad de adorar al Creador y Salvador, y de ser ministrados por Su Palabra;  sino con una sola agenda en sus mentes y es la de vomitarle al pastor o a quien se les ponga en su camino de todas las desgracias que ocurren en sus vidas…generalmente causadas por no ser obedientes a los mandamientos de Dios, aunque rara vez toman responsabilidad personal por sus pecados, debido a que ‘alguien más tiene la culpa’ por sus acciones y no ellos mismos.

De los ‘asistentes ausentes’ no se puede esperar un compromiso serio y una participación constante en las actividades mensuales de sus respectivas iglesias, y menos contar con ellos para que depositen sus dones espirituales para bendecir al cuerpo de Cristo al cual dicen pertenecer. En las ‘biblias’ que ellos/as han escrito, hay un versículo que dice: ‘Yo vengo a la iglesia para ser servido y no para servir’.

Y con la mentalidad carnal que distingue a los ‘asistentes ausentes’, tampoco se puede esperar que tengan un corazón sensible a las necesidades financieras de la iglesia, por lo general no son fieles en sus diezmos y ofrendas. En su miserable estado espiritual, el diablo los ha convencido de que ‘todos los pastores son ladrones’, o que mejor ‘cooperen los que tienen mayores recursos  monetarios’.

Siendo de que los ‘asistentes ausentes’ no están involucrados en el diario vivir de la iglesia, cuando de rebote llega a sus oídos la noticia de que se hizo esto o lo otro, o se tuvo que disciplinar a una persona, etcétera; son muy inclinados a murmurar de la siguiente manera: ‘Nosotros lo hubiéramos hecho de esta manera’. ‘No se demostró el mismo amor que tuvo Jesús por los pecadores’. Si hay algo que caracteriza a los ´asistentes ausentes´ es su pronunciado ´don de lenguas´, pero no el que proviene del Espíritu Santo.

Yo creo que Santiago tuvo en mente a los ‘asistentes ausentes’ cuando escribió: ‘El hombre de doble ánimo (asistente ausente), es inconstante en todos sus caminos’ (1:8); con el agregado de que se pueden transformar en una pesadilla para el ministerio de un pastor y de la sanidad emocional de una congregación, si es que no se confronta  tal tipo de conducta nociva y pecaminosa.

Post a comment

Book your tickets