¡O.Y.S.A.!

Clebe McClary  es el creador de las siglas O.Y.S. A. que representan la síntesis de un  consejo que él enseña en sus conferencias:” ¡ Olvídalo Y Sigue Adelante ! “

En la madrugada  del 3 de Marzo de 1968, durante una misión de reconocimiento en la Colina 146  localizada en Vietnam, el pelotón del Teniente McClary recibió un ataque  sorpresivo de las fuerzas enemigas y como resultado él perdió su brazo  izquierdo, un ojo y su mano derecha quedó mutilada.

Permaneció dos  años y medio en un hospital en donde fué sometido a más de 30 cirugías y a  cientos de horas de terapia física intensiva; pero nunca perdió su fé en Dios,  su amor a su patria, su determinación y coraje para vencer las circunstancias  adversas que lo apremiaban en su vida física, emocional y familiar.

Asimismo, Clebe  McClary no permitió que sus impedimentos físicos fueran un obstáculo para que él  encontrara un propósito de servicio en su vida y en la actualidad es un  conferencista de renombre en el medio secular y Cristiano. El mismo se convirtió  en un testimonio vivo y eficaz de “¡Olvídalo Y Sigue Adelante!”.

Entre los años  59 y 61 de nuestra era, un “buen soldado de Jesucristo” (2 Timoteo 2:3)  que sabía en carne propia lo que era sufrir penalidades como seguidor de su  Maestro, compartió a los miembros de la iglesia en Filipos algo muy similar al  principio O.Y.S. A.

El apóstol  Pablo escribió: “Una cosa hago: OLVIDANDO ciertamente lo que queda  atrás, y extendiéndome a lo que está ADELANTE, PROSIGO A LA META…”  (Filipenses 3:13, 14)

¡Cuántas  personas conocemos que decían ser hijos del Dios de los Ejércitos, por  situaciones negativas en sus vidas, pero lejos de poder compararse con las del  Teniente McClary; han desertado de la milicia del Señor!

¡Cuántas  personas que dicen ser creyentes y que son parte de nuestras iglesias han sido  paralizadas por acontecimientos del pasado y viven una vida de derrota en  derrota!

Los Cristianos,  no deberíamos permitir que nuestro adversario el diablo nos mantenga prisioneros  de nuestro pasado y que Dios sea obstaculizado en cumplir Su propósito  maravilloso que tiene para nuestras vidas.

¿Qué es lo que  vamos a hacer?

Exactamente lo  que hizo nuestro hermano Clebe McClary después de perder un brazo, un ojo, tener  un mano mutilada, someterse a más de 30 cirugías y cientos de horas de  terapia…

 “¡ Olvídalo Y Sigue Adelante !” ¡Amén!

 Gracia y Paz

Sergio

“Amigo de  Jesús”

Book your tickets