Ghidul pariorului profesionist în 4 pași! Tu ştii când este bine să pariezi într-un joc cu bani? Cum câștigi la pariuri premii Oscar Bonus de Bun Venit Superbet Casino Marseille vs Strasbourg. Ponturi Pariuri Ligue 1, 30.04.2021 Top strategii table – cum să câștigi la table în 2021 Horoscop Vărsător 2021 Harrogate Town - Cambridge United Ponturi Pariuri Anglia League Two, 30.04.2021. Oaspeții se descurcă excelent în deplasări. Novomatic – Combaterea echipamentelor contrafăcute Play n Go – cel mai bun dezvoltator de sloturi la IGA 2019 Siguranță Totul despre ONJN - Oficiul National pentru Jocuri de Noroc Winbet Bonus Fără Depunere – 100 Rotiri Gratuite Cerințe rulaj Vlad Cazino – condiții de pariere De sărbători, câștigi la jocuri de noroc pe Winmasters Mesaje și urări de Florii NetEnt Games a lansat două sloturi online noi Jocuri cu câștiguri reale, la Supercazino.ro Cum joci pe Android și iOS – Winbet App Două perechi în Poker Cele mai bune 13 variante de poker pentru începători Cum a fost la Charity Poker Night? Păreri despre NetBet: Ce Spun Jucătorii? Seara Milionarilor NetBet: casino live la tv cu super premii Crazy Cows Ofertă Betfair – 100% până la 1000 RON 50 Rotiri Gratuite Câte mâini poker online e indicat să te joci într-un joc live de poker? Loto Spania 6/49 - ghid complet pentru casele de pariuri online casa pariurilor sportive online Holstein Kiel vs. Sandhausen, Ponturi pariuri fotbal Germania 2, 04.05.2021: Oaspeții au 13 înfrângeri în 14 deplasări

‘MIS AMIGOS” LOS ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA – Parte IV

image-43

“MIS AMIGOS” Los Adventistas Del Séptimo Día

Parte: IV

Yo sé que las Sagradas Escrituras enseñan que para Dios “un día es como mil años, y mil años como un día” (2 Pedro 3:8), pero a mi persona le tomó quince años vaciar su cerebro de toda la escoria “teológica” y “profética” de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y de los “escritos de la pluma” de la hermana Elena G. de White consecuencia de sus “visiones”; y que de acuerdo a ella provenían de Dios, pero que lo más probable se originaron del mismo ángel Moroni que se le apareció a Joseph Smith el fundador de los Mormones.

Si yo hubiera vivido a mediados del Siglo XIX, hubiera sugerido que en vez de Iglesia Adventista del Séptimo Día la hubieran llamado la Iglesia de los Santos del Séptimo Día; debido a que sí se creen que son los santos no solamente del Sábado sino de los últimos días hasta la Segunda Venida de Cristo; porque mis amigos los Adventistas de ninguna manera creen en el Rapto de la Iglesia y si lo creyeran estoy seguro que en alguno de los escritos de Elena G. de White aparecería una revelación que sólo a ellos el Señor vendría a llevarse y todo el resto de nosotros nos quedaríamos durante el tiempo de la Gran Tribulación.

¿Cree Usted que estoy exagerando mis comentarios?

Entonces ha llegado el momento en esta serie de comenzar a incursionar un poco más profundamente en las creencias fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día; al final Usted estará en libertad de llegar a sus propias conclusiones y si estas son diferentes a las mías no se preocupe, ni tenga miedo; que yo no tengo ninguna autoridad divina para enviarlo al lago de fuego y azufre por la eternidad.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día fue organizada oficialmente en el año 1863, aunque algunos de sus personajes estelares se desprendieron del movimiento de Guillermo Miller, quien en el año 1833 recibió una licencia para predicar de una iglesia bautista.

Fue el Señor Miller, que basado en sus estudios personales de Daniel y Apocalipsis, en especial sobre la profecía de los 2,300 días que aparece en el capítulo 8 del libro de Daniel, que comenzó a pregonar que la Segunda Venida de Cristo ocurriría el día 22 de Octubre del año 1844.

En aquel día aproximadamente 50,000 personas se congregaron en su hacienda de Low Hampton, New York para esperar la Venida del Señor; pero lo único que recibieron fue el tener que confrontar el desánimo y la vergüenza de un día que hoy se lo recuerda en la historia de los Adventistas como el “Gran Chasco de 1844”.

Una de ésas personas era la Señorita Elena Gould Harmon, quien en el año 1842 se había bautizado en una Iglesia Metodista de la ciudad de Portland, Maine.

El mismo año del “Gran Chasco”, en Diciembre de 1844 la Señorita Elena recibió la primera de aproximadamente 2,000 visiones y sueños que tendría durante el resto de su vida.

¡Qué “GRAN CASUALIDAD”! (Continuará)

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets