Ce este Bounty? Verificare identitate casino – Ghid actualizat 2020 Winner Casino - Până la 1,500RON bonus Validare Cont Vlad Cazino – Cum îți verifici contul online Plăți MozzartBet - Depuneri și retrageri de bani Loteria franceză se privatizează – ce va urma? Live Casino Magic Jackpot – Joc cu Dealeri Reali Câștigurile săptămânii la Admiral Cum devii mai norocos în 7 pași simpli Loto Online - Pariază Pe Extrageri Loto Cu Cele Mai Mari Bonusuri Sistemul 1-3-2-6 - este acest sistem de pariuri eficient pe termen lung? Profită de bonusuri exclusive la casino live! Cum sunt generate numerele la jocuri online sloturi? Meciuri aranjate 100% ponturi sigure - Cote mari și câștiguri imense Sunteți pregătit să deveniți un jucător de Poker profesionist? Groove Gaming introduce în portofoliul său jocurile Habanero Verificare cont Netbet: Ce paşi trebuie să efectuezi Extra Chilli Poker World Care sunt secretele lui Daniel Negreanu la masa poker online? Cum să joci bingo online România – Ghidul începătorului Cum te joci sloturi și care sunt cele mai populare? Fortuna Blackjack Online – Învinge dealerul și câștigă Cum joci pe Android și iOS – Baumbet Mobile Payout casino online - Care sunt șansele reale de câștig? Ce este un club de fidelitate la casino? loto grecia kino live amerikan poker 2 ca la aparate Saisai Zheng vs Simona Halep - Ponturi Pariuri WTA Madrid, 02.05.2021 Călătorii 2020 – restrictii Covid19 în turism și gambling

‘MIS AMIGOS” LOS ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA – Parte VIII

image-43

“MIS AMIGOS” Los Adventistas Del Séptimo Día

Parte: VIII

El reloj había marcado el último segundo del 22 de Octubre de 1844 y los creyentes que según ellos eran la novia, quedaron como dice un conocido dicho: “vestidos y alborotados”; porque el novio no se apareció en las nubes de los cielos para participar de las bodas, y  la tan anhelada Segunda Venida de Cristo no se consumó como ellos habían creído que ocurriría.

Pero, ya leímos que al día siguiente a Hiram Edson caminando por un gran campo se le abrieron los cielos y recibió una visión divina en la cual se le reveló, de que aunque aquí en el planeta Tierra no había ocurrido el evento tan ansiado; en el “santuario celestial”, Jesús síhabía estado muy ocupado moviéndose de un lugar a otro.

El 21 de Abril del año 1947, la Sra. Elena G. de White “autorizada por el Señor” (1) en una declaración escrita, manifestó su apoyo a las conclusiones arribadas no solamente por el Señor Edson, sino también por dos de sus más cercanos colaboradores, el Doctor F.B. Hahn y el Profesor O.R.L. Crosier y que ellos ya las habían publicado primeramente en The Day Dawn y después en el Day Star.

Entonces, ¿cuáles fueron las conclusiones de Edson, Hahn y Crosier que la Sra. White fue “autorizada por el Señor” a aprobar?

Uno de los libros más leídos dentro del cuerpo de la Iglesia Adventista y proveniente de la pluma inspirada de Elena G de White es “El Conflicto De Los Siglos”; y para que el lector entienda la importancia de lo que representa lo escrito por la “hermana White” en este volumen de 43 capítulos y más de 700 páginas, a manera de comparación le puedo asegurar que es considerado al mismo nivel de una encíclica papal dentro de las filas del “remanente del pueblo de Dios”.

Y para que “mis amigos los Adventistas” no me acusen de sacar palabras del contexto, me veo en la obligación de tener que escribir párrafos un poco más extensos de los que he usado anteriormente; y asimismo lo hago para que el lector conozca el trasfondo de la doctrina del Santuario Celestial y del Juicio Investigador que es una de las doctrinas “exclusivas” de la Iglesia Adventista Del Séptimo Día.

Así que estimado lector, abróchese su cinturón de seguridad porque comenzaremos un viaje a una dimensión desconocida, la Zona Twilight; pero no tiene de que preocuparse porque la Capitana de nuestra nave es la reconocida Elena G. de White y está “autorizada por el Señor”.   

“El pasaje bíblico que más que ninguno había sido el fundamento y pilar central de la fe adventista era la declaración: ‘Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; entonces será purificado el Santuario.’ (Daniel 8:14, V.M.) Estas palabras habían sido familiares para todos los que creían en la próxima venida del Señor. La profecía que encerraban era repetida como santo y seña de su fe por miles de bocas. Todos sentían que sus esperanzas más gloriosas y más queridas dependían de los acontecimientos en ella predichos. Había quedado demostrado que aquellos días proféticos terminaban en el otoño del año 1844. En común con el resto del mundo cristiano, los adventistas creían entonces que la tierra, o alguna parte de ella, era el santuario. Entendían que la purificación del santuario era la purificación de la tierra por medio del fuego del último y supremo día, y que ellos se verificaría en el segundo advenimiento. De ahí que concluyeran que Cristo volvería a la tierra en 1844.

Pero el tiempo señalado había pasado, y el Señor no había aparecido. Los creyentes sabían que la Palabra de Dios no podía fallar; su interpretación de la profecía debía estar pues errada; ¿pero dónde estaba el error?(2)  (Continuará)

(1) White, Elena G. de; A Word To The Little Flock, pág.12
(2) White, Elena G. de; El Conflicto De Los Siglos, Edición 1982 Capítulo 24 pág.461

*Nota del autor:

El lector que realmente está interesado en conocer la doctrina del Santuario Celestial y el Juicio Investigador, puede leer los capítulos 24 y 25,  El Templo De Dios y Jesucristo Nuestro Abogado, en diferentes ediciones del libro El Conflicto De Los Siglos que hoy fácilmente se pueden encontrar en el formato PDF mediante los buscadores más populares de la internet.

Asimismo, le recomiendo buscar las Creencias de los Adventistas del Séptimo Día (Una Exposición Bíblica de las 27 Doctrinas Fundamentales, Edición Revisada) y leer el capítulo 23, El Ministerio De Cristo En El Santuario Celestial.

Gracia y Paz
Sergio
“Amigo de Jesús”

Book your tickets